lunes, 6 de diciembre de 2010

CORTINAS DE HUMO

El otro día escuché que, cuando los políticos no quieren que se les preste atención, lanzan cortinas de humo. La semana pasada, la cortina de humo se llamaba Madrid-Barça. El partido socialista de Cataluña sabía, como cualquiera con sentido común y que sea capaz de pensar un poco, que tenía las elecciones perdidas. El de Cataluña y el nacional cuando nos toque votar, por cierto. Supongo que las elecciones se convocan cada cuatro años pero da igual domingo antes que después, y qué mejor domingo que el 28, al que sigue el lunes 29, con partido "histórico" incluido. Hasta la hora del partido quizá los medios presten atención a los resultados electorales, pero, llegada la hora del choque de colosos, la gente estará mucho más predispuesta a debatir sobre el cinco cero, la actuación arbitral, la última tontería que haya dicho Mouriño o la rabieta que se pueda pillar el niño (CR9) que sobre las elecciones catalanas. Somos muy fácilmente manipulables. Y me da una pena tremenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Me dejas tu reflejo?