lunes, 23 de mayo de 2011

"HACE FALTA VALOR...

Para crecer y convertirse en lo que realmente eres". E.E. Cummings.


He leído esta frase en el periódico, junto con unas reflexiones del psicólogo Theodore Rubin y me he puesto tan contenta. Yo, que de mí misma siempre he opinado que soy una cobarde, he descubierto que no es cierto. No tengo miedo de mis sentimientos, los analizo hasta entenderlos, me escucho y me regaño si hace falta, aunque en ese proceso toque algunas veces sufrir. Confío en mi misma más de lo que creía. Dejar leer mis libros me ayudó a superar un miedo de siempre: el no ser aceptada. Antes me traía de cabeza, ahora, sinceramente, que cada uno piense lo que quiera. No todo le puede gustar a todo el mundo...

También el publicar ha sido bueno, porque me ha permitido dar por finalizada una tarea, no obsesionarme con lograr que mis libros sean perfectos, que cumplan objetivos literarios, sino dejar que sean solamente historias.

Finalmente he entendido que la vida dura muy poco y no se puede aplazar. Te puede pillar despistado y pasarte por encima. Con cara de tonto.