lunes, 29 de abril de 2013

¿EXISTES? ENEMIGOS EN UNA GUERRA QUE NOS UNIÓ DE IVÁN HERNÁNDEZ



Sinopsis:

En un futuro cercano las encuestas de opinión serán de vital importancia. Tanto, que incluso decidirán los exterminios étnicos. Todas las personas será aptas para participar en la toma de decisiones... excepto las imperfectas. Edel Doowan es una de ellas. A pesar de ser hija de un importante coronel, su vida de niña rica en Dubai se resiente cuando, al cumplir los 17 años, descubre que la realidad no es tal y como se la cuentan.

Intriga, misterios, acción y amor, mucho amor, esperan a Edel en esta aventura cibernética, en la que dará con la respuesta correcta a la pregunta:

«¿Existes?»

Mis impresiones:

Leer a Iván es un placer. Siempre plantea historias de esas que te obligan a seguir leyendo por dos razones: el interés que suscitan en ti y la manera que tiene de contarlas. Cuando acabé La protegidaWittman me costó mucho encontrar un libro que me dejase tan buenas sensaciones, estuve vagando por las páginas de media docena hasta dar con uno interesante, así que cuando leído este me volví a plantear una nueva lectura jugué a lo seguro: volví a él.

En ¿Existes? Iván plantea una distopía, un mundo dentro del nuestro en el que han cambiado las normas que, normalmente, rigen nuestra sociedad. Edel Doowan, de 17 años, es la protagonista, la hija de un militar que no se siente cómoda con el mundo perfecto en el que ha crecido, tal vez porque ella misma es una anomalía dentro del sistema. No es perfecta, ha nacido del amor que un día se tuvieron sus padres y no de una inseminación artificial que señalase el embrión del que venía como el ideal. Tiene problemas para controlar su peso y tampoco es guapa.

Edel, con quien más se relaciona es con Marjorie, un androide, tal vez porque su familia está rota debido al alcoholismo de su madre y a la nula empatía con su padre, que la controla a través de una pulsera ACC (descubrid qué significa). Es feliz entre ordenadores viejos, tratando de hacer que funcionen las reliquias de otro tiempo que se ha evaporado. Porque aunque nunca se mencione el momento temporal, esta historia transcurre en un futuro que tampoco parece demasiado lejano. Es la única que sigue asistiendo al instituto, donde ya no hay alumnos ni profesores, pero que se mantiene abierto porque las autoridades se comprometieron a que así siguiera mientras uno solo de los alumnos quisiera asistir a las clases (por cierto, impartidas con un profesor virtual). Edel, desde ahí, nos va mostrando su rebeldía. Ella sola mantiene en funcionamiento un colegio vacío, silencioso, y lo hace porque aún cree que las cosas pueden cambiar y sueña con el día en el que esos pasillos se llenen de risas y de adolescentes como ella.

El día de su cumpleaños, su padre le regala un ordenador descatalogado, un Hangar del 52, y Edel hace que funcione una antigua aplicación para comunicarse a través de mensajes de texto (¿os suena?). Logrará así, por casualidad, contactar con Alexander, un líder de la resistencia, representante de los imperfectos que está luchando porque ese mundo anterior al que devastan las neo personas no desaparezca y no se cansa de buscar a alguien que quizá no existe.

Iván aprovecha la excusa que le brinda esta historia para reflexionar sobre el contraste entre dos mundos muy próximos, que en la actualidad comparten espacio incluso en una misma ciudad. Uno es ese en el que el dinero y el poder han eliminado cualquier rastro de miseria (y por qué no, gran parte de humanidad) y otro ese en el que se lucha por la supervivencia día a día, barrios marginales en los que las carencias más absolutas de lo básico nos gritan fuerte en cuanto posamos la vista sobre ellos.

No cuento más, siempre hay que dejar que el lector se sumerja en las historias y las descubra por sí mismo (no quiero describiros lo que más me ha gustado de la novela), pero sí quiero hacer hincapié en un aspecto de la lectura que a nadie se le va a escapar. Iván, a lo largo de esta novela corta, va reflexionando sobre el rumbo que están tomando nuestras vidas, hacia donde nos lleva esta dependencia de la tecnología y, sobre todo, se pregunta dónde llegaremos si dejamos de luchar por las cosas en las que creemos, si dejamos que nos gobiernen y nos controlen sin oponer ninguna resistencia.

La novela se me ha hecho corta y no porque lo sea. Creo que tiene una manera de construir historias adictivas en las que quieres dejarte llevar y que se acaben tan pronto sólo lo compensa el hecho de que todavía me quedan más novelas aliadas que descubrir.

¿Os animáis?

viernes, 26 de abril de 2013

MIS JUEGOS, PARADOJAS Y ACERTIJOS FAVORITOS de ENRIQUE OSUNA VEGA




Hace unos días os recomendaba el libro de Enrique Osuna Vega. Acababa de ser publicado en Amazon y apenas había tenido tiempo de empezar con los acertijos que nos propone, sin ningún éxito, por cierto, porque Enrique me retó a que descubriera el secreto que escondía el acertijo del gusano antes de publicarlo y no fui capaz. ¡Si es que soy muy torpe!

Hoy os digo que ya lo he leído entero.

Me ha dejado… sin palabras.

Donde tú esperas encontrar un simple libro de acertijos, resulta que encuentras algo que va mucho más allá. Enrique maneja las palabras como quiere, sabe llevar al lector, mantener su atención todo el tiempo y el libro se convierte en algo más que un mero pasatiempo.

Escrito alternando las tres personas gramaticales, la implicación que logra con quien se sumerge en sus páginas es increíble porque no plantea un acertijo y luego otro, y otro… No. Es Enrique, el novelista, el que convierte algo trivial en un juego que se acerca mucho a lo literario. ¿Cómo? Sencillo y difícil a la vez, porque no creo que todo el mundo sea capaz de manejarse como él lo hace. Primero, lanza un acertijo. Luego, antes de dar la solución, pasa a otro, dejándonos tiempo para pensarlo, pero a la vez incitándonos a que sigamos recorriendo las páginas de este ensayo.

El resultado es una lectura fluida, cohesionada en todo momento, en la que el lector se siente partícipe de una conversación imaginaria con el autor, que le va desvelando los acertijos poco a poco. Hace sugerencias sobre dónde usarlos, para que el libro trascienda ese momento íntimo de lectura y se convierta en nuestro cómplice para noches entre amigos, después de una cena, o sobremesas interminables que estoy segura se plagarán de risas y de caras de asombro cuando nos animemos a ponerlos en práctica.

Pero no se acaba aquí, hay más. Enrique completa este libro hablando de los acertijos que aparecen en su primera novela, El eterno olvido. Habla de la verdadera historia de Kamduki, el juego de internet que es protagonista junto con Samuel y Lucía de su novela. Al principio recomienda que se haya leído previamente la novela porque si no se perderá parte de su encanto, al saber las soluciones de antemano, pero creo que es una buena idea, siempre, leer El eterno olvido. Yo lo hice ya y os vuelvo a animar.

En conclusión, este libro es altamente recomendable.
Como entretenimiento y como lectura.

Felicidades, Enrique, me quito el sombrero y te hago una reverencia porque cuando creía que ya no podías sorprenderme más, lo has hecho.

Otra vez.

miércoles, 24 de abril de 2013

EL DIA DEL LIBRO 2013



El día del libro es una fecha especial para quienes no sabemos vivir sin esos objetos mágicos que nos transportan a otros mundos tan solo con abrir sus páginas y dejarnos guiar por las palabras que contienen. En nuestro país, como en muchos otros, se organizan actos para conmemorarlo y siempre me ha gustado participar.

La fecha elegida no es casual: se conmemora la muerte de los dos autores más grandes de la literatura Universal, William Shakespeare y Miguel de Cervantes. Ambas muertes no se produjeron exactamente el mismo día, por una diferencia entre los calendarios que regían nuestro país y el británico, pero la fecha sí que es la misma.

El pasado 23 de abril, pues, se eligió como día del libro y en Azuqueca de Henares, mi pueblo, siempre se celebra. Al vivir en Castilla y León tengo la ventaja de que el día es festivo, el día de la comunidad (se conmemora el asesinato en Villalar de los Comuneros, Valladolid, de Bravo, Padilla y Maldonado por las tropas de Carlos I), así que no sólo lo puedo hacer yo, sino que toda mi familia me acompaña, convirtiéndolo en una fiesta en la que participamos todos.

Estoy pensando que somos un poco macrabros, haciendo fiesta en fechas de muerte… Pero bueno, sigamos.


La biblioteca pública de Azuqueca organiza siempre multitud de actos, y este año han sido muy especiales porque se celebraban, además, los 25 años de los clubes de lectura. Todos los integrantes se esmeraron en preparar un programa en el que repasaron ese tiempo juntos de lecturas y experiencias, invitando a aquellos que se animasen a acercarse.

Yo quería estar allí porque asistí como espectadora de primera fila al nacimiento a finales de los ochenta del primero de ellos y, además, uno de esos 5 clubes que hoy en día siguen funcionando, me apadrinó en 2012, como una de las autoras noveles a las que prestaban su apoyo desde el principio de su carrera literaria. No pude llegar a primera hora, me incorporé cuando las actividades de la mañana tocaban a su fin, llegando cuando Raúl Vacas nos recitaba sus versos en el centro cultural.

Antes de mi llegada se llevaron a cabo una serie de actos, entre los que quiero destacar el manifiesto leído por el alcalde, Pablo Bellido, en contra del préstamo de pago en las bibliotecas públicas, un nuevo impuesto que se comenta que en breve sufriremos. Me perdí los detalles al llegar tarde, pero sólo con eso ya puedo decir que si ocurre será un día muy triste para la cultura y definirá mucho a quien estampe su firma para aprobar esa aberración.

Después intervino Jesús Marchamalo, en una charla que tituló Vivir con libros. En palabras de Margerite Yourcenar la mejor manera de conocer a una persona es ver su biblioteca. Es verdad: los libros hablan de nuestros autores predilectos, nuestros temas de interés, nuestras lecturas imprescindibles…  Hablan de los lectores que somos, pero también de los lectores que fuimos, o de los que quisimos ser y en los que finalmente no nos acabamos convirtiendo. Y en torno a este tema giró su intervención.

A las doce se leyó un fragmento del Quijote, conectando con el Círculo de Bellas Artes.

Justo después, llegué yo. Entré a la sala a oscuras, mientras Raúl hacía su papel de juglar y recitaba versos y nos hacía reír. Poco después de terminar nos acercamos al Centro de Ocio, para la comida que habían previsto, un ágape que tomamos de pie, con una inmejorable compañía.



Mis madrinas, que posan conmigo en la fotografía, estaban allí. ¡Son increíbles!

Pude hablarles de Detrás del cristal y he quedado con ellas en que, ya el próximo año, me acercaré para que hablemos de la novela. Sé que va a ser otro día mágico porque ellas extraen de los libros matices que hasta a ti misma se te han pasado por alto y tengo muchas ganas de escuchar lo que me quieran decir.

En la comida había una invitada especial, una autora que está muy vinculada a Azuqueca desde el principio de su carrera: Almudena Grandes. Llegó y enseguida se integró en el acto porque en realidad ella es una más dentro de este conjunto de mujeres (y algún hombre) desde hace mucho tiempo. La saludaron con la familiaridad que dan muchos años de experiencias lectoras comunes y que hacen, como dijo ella misma, que formen parte de un todo porque, ¿qué es un escritor sin lectores? Pues lo mismo que un libro que no los tiene, como nos dijo, una isla desierta.

Tras la comida, un café y más palabras compartidas, y en muy poco tiempo nos marchamos de nuevo al Centro Cultural, para que la directora de la Biblioteca de Cuenca nos hablase de los Talleres de Lectura de allí, que también han cumplido ya 25 años. Por la mañana habían proyectado un vídeo de imágenes recopiladas de todo este tiempo que repitieron para los que se incorporaban, y allí me vi, sentada al lado de Manu Leguineche o Ray Loriga. ¡Dios mío, cómo pasa el tiempo! Casi me había olvidado de aquellas tardes con autores, pero poco a poco, imagen a imagen, fueron volviendo a recuperar su sitio en mi memoria. Vi a una jovencísima Rosa Montero, a Fernando Delgado, a Josefina Aldecoa… tantos autores que forman parte de mi memoria como lectora y como espectadora de sus palabras.



Para casi el final quedaba hablar de la Tienda de las Palabras, un proyecto en el que un grupo de lectores inquietos juegan con las herramientas primarias del lenguaje, buscando hacer de ellas las fichas de un juego del que nos nutrimos todos. Al final todo son palabras, las que pronunciamos, las que leemos, con las que soñamos y con las que nos comunicamos con todo el mundo. Nos las regalaron para que las conservemos con nosotros. Almudena, por ejemplo, se quedó con un colgante verde, que acarició en muchos momentos de su intervención, que llevaba escrita su palabra fetiche: alegría.

Curioso, la palabra aval se quedó huérfana, sumergida en el barquito de papel donde estaba escrita, a la deriva en medio del mar de algodón que habían fabricado para ellas en una pequeña caja. Se ve que no gustó mucho…

El último acto era un encuentro con Almudena, la oportunidad de hablar con ella sobre su última novela, El lector de Julio Verne, pero que al final fue una charla sobre todos sus libros. Se dejó llevar por los lectores que le demostraron un profundo conocimiento de su obra y una admiración que se palpaba en el ambiente. Las preguntas se sucedieron durante casi dos horas y cuando ella pensaba que ya estaba todo, se llevó una sorpresa. Era el cumpleaños de Pablo Bellido, el jovencísimo alcalde de Azuqueca, y aunque a él le regalamos una canción de cumpleaños feliz (descoordinadas las primeras filas del auditorio con las últimas), al final fue él quien le hizo un regalo a Almudena, que estoy segura de que no esperaba en absoluto.
Azuqueca es un pueblo en constante crecimiento. Son tantas las calles nuevas, las plazas, los parques, los colegios, que algunos todavía no tienen nombre y otros te sorprenden. Yo no sabía que hay una calle que se llama Rafa Nadal, por ejemplo. Uno de los sectores nuevos han decidido que lleve el  nombre de escritores, creí entender vivos, vinculados con la provincia de Guadalajara, tanto por haber vivido en ella como por haber considerado que sus escritos la tengan de algún modo como protagonista. Almudena Grandes no cumple ninguno de los dos requisitos, pero tiene una vinculación afectiva enorme (y palpable en cuanto llega) con mi pueblo, así que decidieron que ella también tendrá su calle. Le entregaron una placa con el nombre de su calle y por su expresión de sorpresa creo que no se lo esperaba.



Después firmó libros a quienes se acercaron y nos fuimos despidiendo hasta otra, que espero que sea muy pronto.



El día se fue diluyendo y ahora toca volver a la rutina, a leer, a descubrir nuevos autores, a soñar con las palabras que nos ayudan a entender quienes somos. 

Hasta el año que viene.

lunes, 22 de abril de 2013

ÁNGELES DE CARTÓN DE MIGUEL A. MIAN ROS



Sinopsis (extraída de Amazon):

El hombre está lleno de miedos, Champalám lo sabe y es consciente de ello, como cualquiera de nosotros. 

La carga emocional de perder a su única hija le transporta a un mundo incómodo y solitario, donde todo se confunde y desordena hasta límites insospechados, y donde encontrar la verdad, ligada a la muerte, puede resultar la única salida.

Quién ha dicho que no se puede morir dos veces...


Mis impresiones:

La verdad es que me fijé en esta novela en abril de 2012, pero inmersa y despistada como estaba entre mis proyectos del año pasado, se quedó en la eterna lista de pendientes que sin darnos cuenta vamos acumulando. Llegaron otras novelas, se cruzaron en el camino y se fue diluyendo el deseo de acercarme a ella hasta que el título se perdió en mi memoria.

De hecho, cuando volví a tropezar con ella, me parecía nueva.

Ángeles de cartón cuenta una historia compleja, que abarca varios planos, por lo que contar el arranque, como hace la sinopsis, es como no desvelar absolutamente nada. Champalám, el protagonista, nos es presentado por un narrador en primera persona como un hombre que, por circunstancias que desconocemos, después de una vida acomodada ha acabado viviendo en la calle. Le acompaña Casca, un mendigo casi de carrera, que sabe buscarse la vida y en el que se apoya no solo para no perderse en ese mundo de soledad que es tener el cielo como techo, sino para conseguir algo de dinero, necesario para sobrevivir. El aspecto elegante de Champalám, vestido de traje aunque con el nudo de la corbata a medio hacer y su perenne maletín no ayudan a despertar la compasión de la gente, así que es Casca, casi siempre, quien se encarga de la intendencia.

La principal obsesión de este hombre es la búsqueda de su hija Ángela, lo único que le mantiene en contacto con la vida puesto que lo demás parece haber dejado de importarle. Registra todo lo que le pasa en un cuaderno de anillas, al que acompaña un eterno boli BIC, compañero de soledades y de confidencias y una fotografía de su pequeña.

Un día en el que todo se complica para Champalán, aparece en su vida Menta, una chica que le recuerda a su hija desaparecida y que le conduce a un mundo en el que descubre facetas de sí mismo que no espera.

Es complicado contar un libro sin contarlo pero en este caso es todavía más, porque los cambios de giro, las sorpresas que depara la narración no deben serle desveladas al lector. Creo que siempre es necesario pero en este caso más si cabe por lo complejo de la historia.

Algo que sí puedo contar y que de hecho es lo que me animó a leerla es la excelente prosa del autor. Es muy cuidada, casi como si se tratase de poesía, sin resultar lenta en ningún momento.

Ángeles de cartón, además, es una novela que fue premiada en su día. Resultó finalista en el concurso de Creación Literaria 2009 organizado por la plataforma Bubok, seleccionada entre más de 240 novelas.

Y la tienes en Amazon, por menos de un euro…

jueves, 18 de abril de 2013

ENTREVISTA EN LA UNIVERSAL RADIO

Esta entrada debería haberla puesto ayer, en lugar de hoy, pero he tenido un par de semanas complicadas, en las que estoy pero como si no estuviera, y entre unas cosas y otras se me pasó.

Tarde, entonces, os traigo la entrevista que compartí ayer con Miren E. Palacios, con Sol Tame y Paloma. Gracias a los tiempos tan fantásticos que vivimos, aunque no pudiérais acompañarnos en directo, la tecnología permite que la entrevista esté disponible en la nube y se pueda escuchar.

Fue un rato muy ameno en el que hablamos de mis libros, de los proyectos de Miren para la Feria del Libro (estará firmando en Madrid el 31 de mayo, apuntadlo) y en el que los minutos volaron. Casi antes de que me diera cuenta habíamos acabado. También Miren contó que estará en Barcelona, en San Jordi, así que los afortunados que estéis por allí, ya os podéis dar una vuelta porque además podréis conocer en persona a autores a los que quiero muchísimo, como Luis Miguel Morales Peinado y Angels Om. Yo estoy lejos y no va a poder ser, pero desde el espejo les mando un fuerte abrazo y toda mi energía.

Seguro que será genial.

No sé si acertaré a poner el enlace, espero que sí, que funcione.

http://www.ivoox.com/entrevista-a-mayte-esteban-sol-tame-al-aire-coord-audios-mp3_rf_1960834_1.html


También os dejo el enlace de la página de Facebook de La Universal Radio. Sólo tenéis que uniros para enteraros de todas las novedades que se traen entre manos.

https://www.facebook.com/LAUNIVERSALRADIO?fref=ts





lunes, 15 de abril de 2013

DETRÁS DEL CRISTAL, NOVELA DESTACADA EN EL BOLETÍN DE KDP DE AMAZON

Hoy ha sido un día montaña rusa. Un día de esos en los que el ánimo sube y baja y te lleva de la mano por sensaciones que no estás demasiado seguro que quieras sentir. Anoche me acosté un pelín insatisfecha.

Por la mañana, un buen comentario de mi última novela me subió el ánimo.

Aproveché unos tiempos muertos que siempre encuentro a primera hora del día y estuve escribiendo. Un montón de palabras encontraron acomodo en uno de mis relatos y terminé bastante satisfecha. La magia que te invade al escribir me hizo una visita de un par de horas.

Empecé la tarde descubriendo un comentario pésimo de Detrás del cristal. Me ha costado mucho concentrarme en lo que tenía que hacer, incluso ha habido visitas al baño innecesarias para que no me vieran perder la serenidad. Ha sido una tarde de bajón.

Después de cenar tenía pocas ganas de nada pero... me han regalado dos comentarios de otras de mis novelas, La arena del reloj y El medallón de la magia que me han devuelto la sonrisa, la maltrecha autoestima. Una lectora que te dice que se ha convertido en yonky de tus libros no tiene precio. ¡Gracias, Svetlana!

Después han venido a rescatarme de esta vagoneta una amiga y un amigo. Una charla con ellos y otra con quien mejor me entiende y ya estaba perfectamente.

Alcanzado el punto de equilibrio.

Hasta que ha llegado el subidón de nuevo...



Mi libro aparece como destacado en el boletín de KDP de Amazon. 

¡Buenas noches!

domingo, 14 de abril de 2013

MIS JUEGOS, PARADORAS Y ACERTIJOS FAVORITOS de ENRIQUE OSUNA VEGA

Hoy

Para mentes inquietas...

Para quienes se divierten intentando acertar...

Para quienes disfrutaron con El eterno olvido...

Para niños...

Para padres...

Para abuelos...

Para cocineros...

Para fontaneros...

Para enfermeras...

Para todo el mundo.




 Enrique Osuna nos presenta un libro en amazon repleto de acertijos que te invita a resolver y además incluye la verdadera historia de Kamduki, todos los detalles sobre las nueve pruebas
que perseguían encontrar al ser más audaz e inteligente
del planeta en su primera novela, 
El eterno olvido.
Todo por 
0,99€

Nos ha hecho esperar un poco pero aquí tenemos nueva excusa para leerle.
Además, este libro es perfecto para un domingo
como hoy...
¡Yo ya lo
tengo!

:)

Gracias, Enrique, por el talento que derrochas

jueves, 11 de abril de 2013

PREPARANDO EL DÍA DEL LIBRO

Todos los años me suelo regalar algún libro, pero este año creo que voy a cambiar de opción. Creo que debería regalarme un kindle.




 Vale, lo sé, tengo uno.

¿Para qué quiero otro entonces?

Pues porque lo comparto y eso de hacer turnos para leer, aunque siempre haya papel a mano, es un poco rollo, así que, haciendo cuentas, creo que me compensa. Un kindle sencillito equivale a cuatro libros en papel, más o menos.

Lo malo es que...

Como me compre otro kindle, al final también me compraré los cuatro libros.

¡Me conozco!

martes, 9 de abril de 2013

¿POR QUÉ ALGUNOS LIBROS NO FUNCIONAN?



Me lo he preguntado a menudo, por qué libros que tienen un argumento solvente, que resuelven una historia atractiva interesando a los lectores que se deciden finalmente a acercarse a ellos, que utilizan además el lenguaje de manera eficiente, al final no acaban de despegar y se pierden en el olvido.

Por qué son, al final, libros minoritarios.

La publicación digital está poniendo de manifiesto más que nunca este fenómeno porque hoy en día empiezan a salir a la luz todas esas novelas que hasta hace poco no encontraban acomodo editorial y dormían tranquilamente en los cajones más ocultos. Los autores podemos, con un poco de paciencia, lanzar en cualquier de las plataformas disponibles en la red nuestros manuscritos. Las herramientas de promoción son exactamente las mismas para todos: redes sociales como Facebook, Twitter, Tuenti… foros y blogs, y todos las utilizamos.

Entonces, ¿qué es lo que falla?

De mis cuatro novelas, no me puedo quejar nada de tres de ellas: Detrás del cristal va perfectamente desde el primer momento; La arena del reloj sigue colocándose periódicamente entre las biografías más vendidas de Amazon en formato kindle (ahí, codeándose con el Papa…) y Su chico de alquiler… pues como siempre. A pesar de su vespino cutre, muchos días aprieta el acelerador y se vuelve a colocar en las primeras líneas de la parrilla de salida. La cuarta novela, sin embargo, nunca ha acabado de despegar.


Me gusta esta historia. Es una novela para niños, pero con ciertos guiños que hacen que pueda ser leída por adultos. Me gusta Alonso, un fantasma que a pesar de estar en pleno siglo XXI habla como si todavía viviera en el Siglo de Oro. Creo que de todos mis personajes es el que más me gusta, por la mezcla de bravuconería e inocencia que refleja.

Ha tenido reseñas positivas.

Los comentarios no están mal.

Lo que me llega de la gente real que la ha leído es bueno, sin embargo, seamos sinceros, no acaba de funcionar del todo.

Esto, en realidad, no es malo porque me permite aprender. Quizá no es conveniente hacer algunas cosas que hice en esa novela, como dejar el final mínimamente abierto. Sé, también, que me equivoqué con la primera portada, demasiado oscura para una novela que es mucho más divertida que siniestra. Vale, la cambié, pero tampoco es que la siguiente me saliera mucho mejor… He pensado en algo que siempre dicen:

"nunca hay una segunda oportunidad para causar una buena impresión"

Pasa con todo en la vida, no sólo con las novelas. La primera vez que alguien se presenta ante ti es un libro en blanco por escribir y como empiece con borrones… eso no hay manera de levantarlo. Para bien o para mal, lo primero que se ve de cada persona no es su alma sino su apariencia. Si alguien te parece desagradable, malo o estúpido, es complicado cambiar esa opinión. Supongo que a los libros, les pasa algo parecido. Si no te atrae el envoltorio no lo abrirás. Si no sientes desde el principio que lo quieres leer, no lo harás.

A pesar de todo, sigo escribiendo una segunda parte de esta historia, aún corriendo el riesgo de que tenga poco público. ¿Por qué? Porque a mí, si me gusta.


* He tenido que modificar esta entrada porque Alonso, en la historia, no aparece en el XIX sino en el XXI. Acabo de darme cuenta de que necesito repasar los números romanos!!!

martes, 2 de abril de 2013

ESTA NOCHE, A LAS NUEVE, CITA EN EL RINCÓN LITERARIO.

Ha llegado el día.

Hoy, 2 de abril, estaré en compañía de Freddy Piedrahita, en su programa El Rincón Literario. Será a las nueve de la noche, hora de España, doce de la mañana, hora de California. Vamos a hablar de la publicación en amazon, de autoedición, de novelas digitales... en definitiva, de lo que se nos vaya ocurriendo en esa hora que dura el programa.

Preparé un video de presentación, pero se me olvidó tener en cuenta que el fin de semana pasado cambiaban la hora, así que miento un poquito (sin querer) y convoco al personal una hora antes. ¡Lo siento!

Me han dicho que esta noche hay partido de Champions, así que mucha gente estará con el ojo puesto en la tele, espectantes sobre el resultado del partido. No importa. Dentro de un par de días la entrevista se podrá descargar y escuchar (y ver, Mercedes Gallego prepara un montaje muy chulo) en diferido.

Esta es mi invitación:

Presentación de Mayte Esteban


Y este es el enlace que tendréis que abrir si os apetece escuchar esta noche (a las 9) la entrevista. Repito la hora por mí misma, que soy la despistada number one.

Para escuchar la entrevista en directo

La página incluye un chat (bajando con el cursor, unos minutos antes de la entrevista se abre) en el que podéis interactuar, hacer preguntas, compartir risas con los otros oyentes... Es como un programa simultáneo.

Lo dicho, os espero en compañía de Freddy Piedrahita.

¡No faltéis!

lunes, 1 de abril de 2013

LA PROTEGIDA WITTMAN DE IVÁN HERNÁNDEZ




Sinopsis:

«La protegida Wittman»(El Futuro No Tiene Aliados - Libro 1) narra los increíbles y mágicos sucesos que giran en torno a Minerva, una joven de 20 años que fue despojada de sus recuerdos y su niñez de la manera más sobrecogedora, pero que todavía conserva una inteligencia superior, muchas preguntas sin respuesta y un colgante poderoso que prometió no utilizar jamás, heredado de su abuelo fallecido.

Las aventuras de Minerva te transportarán desde una recóndita isla del océano Índico al lujo de Leven Hall, una mansión victoriana situada en la actual Cumbria (Reino Unido). Allí, Minerva convivirá junto a la señora Wittman, una anciana rica, fría y distante, dueña de Xecoline Wittman, una compañía farmacéutica en horas bajas. Su único propósito será explotar el talento de Minerva, su protegida, para conseguir sintetizar un medicamento capaz de erradicar una enfermedad terrible que está desolando Sudáfrica, con el objetivo principal de sacar a la empresa del bache financiero que está atravesando en esos momentos.

La señora Wittman no estará sola en su empeño. Peter Badge, el apuesto y altivo director de Xecoline Wittman, controlará todos los movimientos de Minerva dentro de la compañía. Sin pretenderlo, surgirá entre ellos una amistad que Minerva acepta con cautela.
¿Logrará Minerva salvar a la humanidad o, por el contrario, la condenará para siempre?

Mis impresiones:

Cada vez soy más vaga para hacer reseñas al uso, siento más la necesidad de afrontar los libros desde la perspectiva de las emociones. No es algo nuevo, lo he hecho siempre, era un aspecto que jamás he descuidado porque en realidad, si quiero animar a alguien a que lea, lo mejor es contarle lo que yo sentí, sin destrozar las sorpresas narrativas. Es arriesgado por subjetivo, por personal y porque cada persona es diferente a las demás, y lo que a mí me puede parecer una maravilla, a otro ser humano le puede causar una impresión contraria. Este libro del que hoy os hablo es fantástico, así que el reto es todavía más complicado porque es un género que o te gusta o no. O con el que tienes una relación extraña, como yo, ávida lectora de Harry Potter y absolutamente incapaz de leer El Señor de los anillos.

Minerva es la protagonista. Una niña que vive en una isla, alejada del mundo, con la única compañía de su abuelo Joseph y que de pronto se ve obligada a abandonarlo al quedarse sola. A lomos de Surira, un ser imposible, surca en cielo y acaba naufragando en el mar, siendo rescatada por un barco pesquero que ha sido víctima de un secuestro por piratas modernos. En ese tiempo algo extraño y sorprendente ha ocurrido con ella: Minerva abandona su apariencia de 10 años y crece de pronto, convertida en una joven de 20 que no es capaz de manejar un cuerpo que ha mutado en tan poco tiempo. Pero no sólo eso, Minerva es mucho más madura de lo que se espera en alguien de su edad. Su estancia en el barco es dura y cuando llegue el rescate aterrizará en una mansión victoriana en un pueblo inglés, Cumbria. La señora Wittman, una acaudalada anciana dueña de una multinacional farmacéutica, cree que Minerva tiene la solución para encontrar la cura a una enfermedad que arrasa el continente africano.

No sigo contando lo que pasa, es necesario, mucho más que en cualquier novela al uso, ir descubriéndola por tu cuenta. Ir quitando una a una sus capas y comprendiendo. Porque en La protegida Wittman no hay sólo una historia, hay muchas. Las que cuenta, las que sugieren algunas de sus frases (impactantes, de las que te apetece apuntarte), las que le magia te permite imaginar. El equilibrio entre lo real y lo ficticio, y la personalidad de los personajes invita a seguir leyendo.

Hay además un cuento dentro de otro cuento y una narrativa que como os he dicho no se queda solamente en frases bien construidas sino que las dibuja… La novela se divide en capítulos señalados en números árabes que de pronto mutan a romanos, a veces se separan por introducciones de frases de un relato llamado Retales de lo imposible... Hay medallones con poderes especiales y amigos de los que nos gustaría tener a todos. Y un romance. Y seres mágicos. Y estrellas. Y otro mundo. Y corales…

La protegida Wittman es una novela especial, diferente. El libro tiene magia. En cada palabra, en cada frase, trazadas con elegancia pero sin abusar de artificios que las hagan lentas y dificulten la lectura. Es algo esencial en este libro, te va llevando por sus páginas sin darte cuenta, disfrutas de Minerva, vas conociendo el pasado mientras el presente transcurre ante tus ojos y aunque hay que tener un poco de paciencia para juntar todas las piezas del puzle, al final encajan tan bien que le perdonas el haberte tenido desconcertada mucho tiempo.

Para leer La protegida Wittman hay que tener, por encima de todo, la mente abierta. De otro modo, creo que la lectura de este libro no se disfruta del mismo modo.

IvánHernández tiene una imaginación desbordante y anuda elementos en principio chocantes en una trama que se sostiene. La novela mezcla personajes muy reales con seres fantásticos, como Surira y a mí, en ciertos momentos, se me pasaba por la cabeza que me apetecía verlos en una pantalla; tiene mucho de cinematográfica sobre todo en la parte final. Bueno, mejor del final no hablo, no le tiraré del pelo porque no tiene… Ya decía yo que ponía Libro I…

Lo que sí tiene Iván es un montón de novelas que podéis encontrar en su página www.buscoaliados.com . Yo leí este verano Clara, de hecho fue la manera en la que le conocí, una novela corta, intrigante, que me sorprendió mucho. Como ya sabéis los que visitáis mi blog, además, es el artífice de la portada de Detrás del cristal. Admiro su trabajo y cuando me planteé poner mi libro en Amazon quería que la carta de presentación fuera buena. Creo que, a la vista de los resultados, no me equivoqué. Por favor, para los simples, que esto no suene a peloteo porque no lo es, es la pura verdad (aclaración necesaria claramente innecesaria). Si algo no me gusta, directamente lo ignoro.

Tengo un par de novelas suyas pendientes en mi kindle y menos tiempo del que me gustaría, pero sé que caerán.

Por cierto, no os lo he dicho, aunque esta novela ha sido un best seller digital en Amazon durante algunas semanas, situándose en el top ten y ahí la tenéis, 500 páginas de lectura por 2,68€, yo la he leído en papel. Existe esa posibilidad, la tomé y os aseguro que ahora tiene un lugar preferente en mi estantería.

Os animo a encontraros con Minerva.