lunes, 15 de abril de 2013

DETRÁS DEL CRISTAL, NOVELA DESTACADA EN EL BOLETÍN DE KDP DE AMAZON

Hoy ha sido un día montaña rusa. Un día de esos en los que el ánimo sube y baja y te lleva de la mano por sensaciones que no estás demasiado seguro que quieras sentir. Anoche me acosté un pelín insatisfecha.

Por la mañana, un buen comentario de mi última novela me subió el ánimo.

Aproveché unos tiempos muertos que siempre encuentro a primera hora del día y estuve escribiendo. Un montón de palabras encontraron acomodo en uno de mis relatos y terminé bastante satisfecha. La magia que te invade al escribir me hizo una visita de un par de horas.

Empecé la tarde descubriendo un comentario pésimo de Detrás del cristal. Me ha costado mucho concentrarme en lo que tenía que hacer, incluso ha habido visitas al baño innecesarias para que no me vieran perder la serenidad. Ha sido una tarde de bajón.

Después de cenar tenía pocas ganas de nada pero... me han regalado dos comentarios de otras de mis novelas, La arena del reloj y El medallón de la magia que me han devuelto la sonrisa, la maltrecha autoestima. Una lectora que te dice que se ha convertido en yonky de tus libros no tiene precio. ¡Gracias, Svetlana!

Después han venido a rescatarme de esta vagoneta una amiga y un amigo. Una charla con ellos y otra con quien mejor me entiende y ya estaba perfectamente.

Alcanzado el punto de equilibrio.

Hasta que ha llegado el subidón de nuevo...



Mi libro aparece como destacado en el boletín de KDP de Amazon. 

¡Buenas noches!

8 comentarios:

  1. Piensa siempre en lo positivo Mayte. Que tu obra está convenciendo a la inmensa mayoría. Que a casi todos nos estás haciendo disfrutar. Así que no pienses en los poquitos que dicen que no. Que a todos es imposible que gustes. No lo hace ningún autor. Así que piensa siempre en los comentarios positivos, en la de cosas bonitas que nos haces sentir a muchos de nosotros.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Cada varapalo, cada recaída nos hace más fuertes, estoy segura. Si nos mantuviéramos entre algodones seríamos extremadamente vulnerables; de esta forma, cada vez que nos derrumbamos y conseguimos levantarnos (porque nos siempre nos levantamos, ¿verdad?) ganamos un centímetro más de coraza para soportar estoicamente lo que tenga que venir y llegar hasta donde queramos llegar. Eso nos da mayores probabilidades de mantener esa autoestima lo suficientemente equilibrada como para torear las embestidas negativas con que nos puedan atacar, tanto si tienen razón como si no.
    Levántate cada vez que te tumben; que te tiren al suelo no significa que te noqueen.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Lo sé, y sé que sin esto, se corre el riesgo de no tener los pies en el suelo. Os aseguro que los tengo bien anclados, este año ha sido de los de aprender a base de golpes. Uno detrás de otro.

    Muchos de ellos, gratuitos y considero que absolutamente inmerecidos. Tengo la mala costumbre de pensar que si le haces algo a alguien, es normal que te lo devuelvan pero si no haces nada... ¿por qué? Incluso son tan tonta que cuando me hacen algo a mí me lo quedo.

    Aprenderé y me levantaré.

    No he dejado de hacerlo nunca, pero me revienta que haya quien me acuse de haber escrito una novela entretenida como si entretener fuera malo. De hecho, es uno de los principales motivos por los que surgió la literatura.

    Y las casualidades... como me pusiera a desgranar las que tiene mi vida y las que subyacen en obras maestras de la literatura, es para no acabar.

    Pero seré rara, no sé...

    ResponderEliminar
  4. Te he visto!! Que alegría, Mayte. Parece mentira lo mucho que nos tocan las malas críticas cuando en realidad no son ni el 10% de todo lo que has cosechado. Pero escuece, es cierto. Aunque te hayas dicho mil veces que el precio de ser valiente y publicar.
    Pues los hay que nos alegramos mucho de que te hayas decidido a publicar, que disfrutamos leyendóte, y que nos parece genial encontrarte en el Boletín KDP de Amazon (mira, yo la conozco!!!). Besotes.

    ResponderEliminar
  5. Resultados de un día en el boletín de KDP: despeñamiento, jajaja.

    Uno piensa que la publicidad siempre es buena y que empuja a los libros o a lo que sea, pero en este caso ha ocurrido justo lo contrario.

    Mi vida es romper estadísticas, cada vez lo tengo más claro.

    ResponderEliminar
  6. Ya lo hemos hablado, Mayte, pero sabes que esto es así. Cuando estás arriba salen las envidias de unos pocos, esos que no tienen otra cosa mejor que hacer que meterse con los demás si les va medianamente bien. Es mejor ignorar a estas personas, que tienen una vida tan triste que sólo saben vivirla de esa manera.

    Y sí, la literatura es entretenimiento y cuando nos dicen que se han leído nuestras obras de un tirón y que lo han pasado bien con ellas es lo mejor. Así que ánimo y olvídate de los malos rollos.

    Felicidades también por lo del boletín, pero como ya te dije a mí tampoco me sirvió de mucho. Pero bueno, así constatamos que tu obra está en el "candelabro", como decía la otra.

    A seguir currando y buscando nuestros sueños, no nos queda otra.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Mayte, me alegro que haya ayudado en algo a superar este bajón.

    Entre las críticas más absurdas que vi,además de acusarte de "demasiado entretenida" (claro, es que buena literatura debería matar al lector de tedio) es que es "poco realista", claro, la fantasía no tiene lugar en buena literatura.

    Pero estás en buena compañía, lo mismo se puede decir de Julio Verne, Alejandro Dumas, Isabel Allende, Arturo Perez-Reverte y muchos, muchísimos más.... Un abrazo. Svetlana.

    ResponderEliminar
  8. Claro que ayudó, Svetlana, igual que ayuda constatar cada día que son más las personas a las que les gusta esta novela, que se dejan llevar por la historia sin plantearse nada más que eso, que es un novela.

    Un abrazo y gracias por ser una lectora tan entusiasta.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?