lunes, 26 de marzo de 2012

CÓMO ESTRUCTURAR UN RELATO

El otro día, en una charla con dos autores, nos preguntamos entre nosotros si alguno utilizaba algún tipo de estructura para construir sus relatos. Para mi sorpresa, ninguno de los tres utilizaba este método, lo que de alguna manera me dejó más tranquila: por lo menos no me sentí la única desorganizada.

No es que no conozca las pautas. Tampoco es que mis relatos carezcan de esta organización en el fondo. No es eso. Lo que me resulta muy complicado, una vez que empiezo, es no dejarme llevar por lo que los mismos personajes que acabo de crear me quieran contar. Eso supone a  veces un problema porque obliga a reescribir algunas partes, pero es un verdadero placer dejarse arrastrar por lo que ellos quieren. Si lo que sale no es válido para los demás, al menos yo he pasado un buen rato apretando las teclas.

Revisando mis notas he encontrado esto. Lo más básico de lo básico en narración.


Estructura de la narración.


Partimos de una situación inicial, un acontecimiento que rompe la tranquilidad. A esa situación sigue una lógica acción-reacción de los personajes, en realidad la trama de toda la novela, hasta llevarnos a la situación final que supone la solución del conflicto planteado.

Marco narrativo.

Constituiría la primera parte del relato. En él se sitúan temporalmente los hechos, se presenta a los personajes que van a protagonizar la historia y se expone la situación inicial que genera una situación de desequilibrio. También es el momento de ambientar la novela en el espacio, buscar el o los escenarios de los hechos.

Acontecimiento inicial.

Hecho que rompe el equilibrio inicial y desencadena el conflicto que dará origen a la acción posterior.

Acciones.

Distintas actuaciones que los personajes llevan a cabo para resolver el conflicto planteado. Como complemento a estas acciones estarían las reflexiones de los personajes (si el novelista quisiera incorporarlas) o del mismo narrador.

Solución.


Supone el paso a una situación final que llega como consecuencia de las acciones de los personajes. La recuperación del equilibrio.

Pautas:

            - Una buena narración debe ser dinámica y mantener el interés del lector. Hay que seleccionar los hechos que se narran, no contarlo todo.

            - Caracterizar adecuadamente a los personajes que intervienen, prestando atención a los diálogos. Conviene describirlos con claridad, para que el lector tenga la base donde imaginarlos. Si no es a través de la descripción se pueden conocer a través de sus acciones, de los diálogos.

            - Ambientar los hechos en el tiempo y en el espacio de manera que resulten verosímiles. La verosimilitud es básica. Da igual que lo que contemos sea claramente imposible: a pesar de todo tiene que parecer posible.

            - Presentar las acciones de forma ordenada y progresiva.

            - Lo primero que es necesario es tener claro el tema. A partir de él se crea un esqueleto argumental que después se irá completando con la escritura. (Esto es lo que no sé hacer, la estructura. Bueno, más bien me olvido de seguirla).

            - El principio, el arranque de la historia, es esencial, porque de él depende que el lector siga enganchado.

            - El final es también muy importante. Puede ser abierto o cerrado, previsible o sorprendente, pero siempre ha de resultar verosímil.


¿Cómo lo haces tú?

13 comentarios:

  1. Me guardo tu post en favoritos para poder echar mano de él más fácilmente. Hace tiempo que tengo iniciado un relato al que no sé cómo darle fin y espero que me sea de ayuda.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir esta información querida, si no te importa, la compartiré con tus socias del club, pero ya seré el Miércoles o el Jueves, ok?.

    Bueno, no me enrrollo más, un besito y feliz comienzo d semana!, muak!

    Pd.: Aunque escribo poco, pues no siempre estoy de ánimos para hacerlo o no dispongo de tiempo, cuando lo hago, no sigo tampoco ninguna pauta, jejeje. Cómo tú dices, dejo que los personajes me guien.

    Xao!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo soy tan desordenada como ustedes!!
    Pero me encanta esta entrada y me parece genial todo lo que compartes, obviamente lo voy a tener muy en cuenta cuando lleguan lo baches, que tarde o temprano se hacen presentes!!

    Gracias por compartir!!

    saludos

    ResponderEliminar
  4. A ver si ahora con estas pautas me decido a escribir alguna cosita, jaja.
    Escribe cómo a ti te guste y sin prestar demasiada atención a las teorias, déjate llevar y te saldrá mucho más natural.
    Sigue como hasta ahora que lo haces muy bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Todo lo que dices, lo sé de una forma u otra, pero soy otra de las que tampoco los sigue. Como siempre digo: cada uno tiene su método, mientras funcione, es válido. Pero también me parece que deberíamos conocer todas estas cositas para luego ya funcionar por nuestra cuenta, sin conocerlas... malo. Saludotes.

    ResponderEliminar
  6. Conozco la teoría, pero soy anárquica total. Necesito ir descubriendo la historia poco a poco. No voy en su busca, cuando me sumerjo en un relato dejo que sean los acontecimientos los que vayan evolucionando y sigan su propia ruta. Así es más divertido y emocionante. Mi satisfacción al terminarlo es mayor. Si hablamos de una novela, el planteamiento sería diferente. Pero eso, para mí, son palabras mayores. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Shake lectora, supongo que servirá, porque no es más que lo que se explica en las clases de literatura sobre narrativa. Viene siempre bien conocer la teoría.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Dulce, comparte, seguro que en un club como el tuyo esto no es nuevo, pero refrescar la memoria es interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Patricia, me alegro de que seas del club de los que se dejan llevar.

    Mil besos

    ResponderEliminar
  10. Marga, si es que aunque quisiera seguir la teoría no me sale. Escribí en navidad un guión perfecto para una novela y con 30.000 palabras ya me lo he saltado tantas veces que no sé cómo acabará. Pero me lo estoy pasando bien con lo que me cuentan los personajes.

    Un besote

    ResponderEliminar
  11. Sarah, otra más para el club de las caóticas, jajaja. Bueno, así lo que nos salga sonará auténtico porque la vida no sabe de esquemas ni de guiones. Te va llevando por donde le da la gana. Y te tienes que acomodar.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Koncha, totalmente de acuerdo. Lo mejor es divertirse con esto. Si dejase de ser divertido no tendría sentido.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Al leer las pautas que describes diría que de una manera u otra más o menos los relatos siempre terminan así. Yo escribo y me dejo llevar, no puedo hacerlo de otra manera, luego claro está que hay que reescribir algunas partes

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?