jueves, 1 de enero de 2015

¿SERÉ CAPAZ?

Me llevo preguntando un rato si seré capaz de cumplir un solo propósito para este nuevo año. El que usé para arrancar 2014 se quedó colgado, no lo cumplí y eso que bastaba con leer un solo libro, Nada, de Carmen Laforet. Ahí lo dejé, con el marcapáginas puesto; es una novela que tengo atragantada, que he empezado varias veces y siempre se ha quedado e medias. Quiero pensar que tiene que llegar su momento, y que ese no es ahora, pero reconozco que, a medida que pasan los años voy perdiendo la esperanza de averiguar qué es lo que no le pasa a Andrea.

Este año quería retarme con algo sencillo: conocer autores a los que todavía no he leído. Autores consagrados, de esos que entran en las listas de libros que van marcando vidas, pero no sé yo si seré capaz, visto el exitazo de mi propósito del año pasado.

Uno que tengo ahí, a mano en la biblioteca, es Mientras agonizo, de Faulkner. Podría empezar por él.

Pero no quiero ceñirme a estos libros, también pienso leer de estos otros (como los que escribo yo) que son para pasar el rato, que te entretienen y te duran un suspiro. Y los que se apilan en mi mesilla, en papel, que estoy ya aburrida de limpiarles el polvo y mirarlos con cara de deseo, mientras espero a que les llegue su momento. Y el que me van a traer los Reyes, que me hace muchísima ilusión. Y algunos del kindle que llevan tiempo ahí. Y las lecturas cero que es casi lo que más me apetece.

Me estoy empezando a poner nerviosa, ya me estoy presionando yo solita.

Menos mal que el resto de planes para 2015 son escasos. Después de un año lleno de eventos entro en otro con la agenda despejada: 364 días (ya me he cargado uno), para hacer lo que quiera. Y lo único que quiero este año es leer.

¿Seré capaz?

9 comentarios:

  1. Al final lo que importa es leer lo que apetece en cada momento y disfrutar, si te obligas a leer algo concreto seguramente acabarás cogiendo manía al libro... Espero que al menos el propósito de leer se cumpla y el resto pues a esperar las sorpresas que nos deparará el 2015.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hace ya más de dos años en los que, salvo los libros que me exige mi trabajo, el resto de los que leo son los que de verdad me apetecen. Cometí el error de presionarme con lecturas obligatorias para el blog pero rectifiqué a tiempo porque le estaba cogiendo manía a lo que más me gusta.

    Este "reto" que me impongo es más privado que público. Si no lo cumplo, solo lo sabré yo. Bueno, menos lo de Faulkner que ya lo he puesto. A ver qué tal sale. Hace tiempo me dije que tenía que leer a Auster, que era otro de esos que no conocía y soy fan. Cualquiera sabe por dónde saldré.

    Gracias por vuestra visita, ne encanta que vengáis a verme.

    ResponderEliminar
  3. Sobre todo disfruta de las lecturas. Sin obligaciones, sin presiones... Y si no te gusta la lectura la dejas sin problemas. Que a otros nos guste un libro no significa que tenga que gustarle a todo el mundo.
    Besotes y feliz año!!!

    ResponderEliminar
  4. Pues ya somos dos, Mayte, yo este año estoy por la misma labor: leer y punto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Leer ya no me lo pongo como propósito porque ya forms parte de mi, claro, yo ni escribo ni tengo hijos..etc Pero espero que cumplas tu reto y le vuelvas a dar la oportunidad a "Nada". Si yo he sido capaz de leerlo en un momento en el que no estaba muy receptiva a temas tan profundos, seguro que lo consigues. Y sino, te lo cuento y ya está..ja jaaa... Un beso y feliz 2015!!♥♡

    ResponderEliminar
  6. Si acepto algún reto no será concreto, sino más bien alguno en el que pueda encajar lo que estoy leyendo.

    ResponderEliminar
  7. Es mejor darle a cada libro su momento sin forzar la lectura, así que lee con calma y disfruta de las palabras, ahora o el año próximo. ¡Muchos besos, Mayte!

    ResponderEliminar
  8. No voy a leer a Faulkner. Mejor dicho, no esa novela. He agonizado con ella y se me han quitado las ganas. Definitivamente, el flujo de conciencia no es lo mío.

    Empezamos bien...

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?