domingo, 20 de julio de 2014

DESCONECTADO... POR OBLIGACIÓN.

Hola.
Sé que lleváis viendo el blog abandonado semanas, en cualquier momento me van a invadir las telarañas, pero no es por vaguería. Por una vez, y sin que sirva de precedente, tengo una excusa.

Bueno, más bien NO TENGO.

NO TENGO ORDENADOR.

Llevo más de un mes haciendo uso del portátil de mi hijo, un nido infecto de virus que me tiene loca. Para mirar cualquier cosa tengo que apartar una selva de publicidad que no sé de dónde sale, se abren páginas a lo loco, va como una tortuga...

Soy muy paciente. Tanto que ni siquiera tengo ADLS, me las arreglo con una conexión USB a internet y aunque a todo el mundo le ponga de los nervios su lentitud, yo me siento bien con ella. Me compensa poder llevarlo allá donde vaya. Sin embargo, esto de ahora, me supera.

A finales de mes, no sé cómo, haré el sorteo del libro que tengo pendiente (iba a poner el enlace de la entrada para que pudierais pinchar pero cualquiera se atreve, igual buscarlo me obliga a cerrar después doce páginas, mejor lo dejo) y después me voy a tomar vacaciones. De blog, de redes y de escritura. Aplazo todos los proyectos porque no tengo prisa (nadie me está esperando) y porque así no hay quien trabaje.

Esta mañana, aprovechando que estaba en Madrid, he estado mirando ordenadores. He vuelto a casa aún más frustrada porque no me puedo permitir ni siquiera los que no me gustan. Junto a la frustración me he traído otro pensamiento: ¿y si es una señal? ¿Y si lo que de verdad me está diciendo es que me dedique a otra cosa, que ya está bien, que me tome vacaciones? Como no lo sé, lo iré meditando.

Sin ordenador, claro.

No tengo.

Pretender hacer una casa sin ladrillos es un poco difícil. Escribir un libro se puede, pero publicarlo  en las redes sin ordenador... eso ya es directamente imposible. Soy de creer en imposibles pero esta vez como que no lo veo.

8 comentarios:

  1. Ni te plantees que es una señal para dejar de escribir. Seguro que encuentras alguna solución.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ha sido un año muy duro y estás muy cansada y lo sé de verdad porque yo me encuentro igual porque hemos estado peleando codo con codo por sacar nuestra ilusión hacia delante. Ahora estás desinflada y encima te ocurre lo del ordenador. Necesitas descansar, te vendrá muy bien, alejarte de todo ayuda pero lo de plantearte dejar de escribir ni pensarlo porque eres una escritora con todas las letras y además forma parte de tu vida.
    Ánimo alejare para volver con más fuerza. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Lo que ncecesitas es descansar. Y luego lo mirarás todo de otra manera. Pero de señal, nada. Que tienes muchos motivos para seguir escribiendo. Aún tienes muchas historias que contar. Así que nada, descansa, disfruta de estas vacaciones y vuelve con las pilas bien cargadas. Y con el problema del ordenador solucionado.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Es muy difícil...lo del ordenador es muy frustrante.
    Pero de ahí a plantearte dejar de escribir, ni pensarlo.
    Nos tienes a muchos esperándote, y si hay que hacer un crowfunding...se hace.
    Ánimo y Besos

    ResponderEliminar
  5. Mezcla un poco de descanso con una búsqueda de ordenadores de segunda mano, ya verás que receta más buena ;) Biquiños!

    ResponderEliminar
  6. Menos mal que la gente es encantadora y me dejan hacer uso de sus ordenadores al menos para tratar de mantener las redes lo más al día posible.

    Es lo que va a tocar, renovarse o morir, pero podría tocar la lotería que renovarse es carísimo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pero la lotería que sea compartida, Mayte, que acaba de morir mi coche... Ays...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  8. Descansa este veranito y si no puedes recuperar el ordenador ya compras otro más adelante. No pienses en dejar de escribir, tienes muchas historias que ofrecernos. Con calma todo se ve mejor, nosotros esperaremos el tiempo que haga falta.
    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?