lunes, 11 de abril de 2016

TÚ EN LA SOMBRA DE MARISA SICILIA


Sinopsis:

Jorge es un abogado brillante. Saca adelante su bufete, trabaja sin descanso en los casos más complicados, es extremadamente responsable y, cuando acaba el día, se pone al límite en el gimnasio, entrenando y golpeando el saco de boxeo hasta agotar todas sus fuerzas. Algunas veces el entrenamiento funciona. Otras, nada ni nadie puede apartarlo de esa pulsión que lo lleva a lo más oscuro: su adicción al sexo rápido con desconocidas. Un aseo público, un parque, un reservado... Es su oscuro secreto, eso que intenta mantener a raya durante todo el día para que no acabe devorándolo. Jorge, el depredador con sonrisa irresistible, el que logra vencer las defensas de cualquier mujer... Aunque esto no es del todo verdad: hay una que se le resiste. Irene Ávila. La joven e implacable juez Ávila, de carrera meteórica, temida y respetada a la vez. La que se pasea por los juzgados sin mirar a nada ni a nadie, concentrada en su trabajo, bella y distante, escudada tras sus gafas negras. Inalcanzable, como si fuera un reto a la medida de Jorge.

Hasta que un cambio de última hora convierte a Irene en la encargada de instruir la demanda de un cliente vital para el bufete. Entonces una sospecha que no ha sido capaz de apartar resurgirá con fuerza. Jorge cree reconocer en ella a esa mujer que un día le entregó su cuerpo sin miramientos, sin límite alguno, en la absoluta oscuridad de un club de intercambio. ¿Se trata acaso de la misma mujer? ¿Tiene Irene una doble vida? ¿Será capaz Jorge de seguirla hasta el centro de esa sombra que amenaza con engullirlos a ambos?

Mis impresiones:

Me gusta Marisa Sicilia. Desde que leí La dama del paso, que también está reseñada en este blog, descubrí que es una narradora con una sensibilidad especial y con una gran maestría para crear personajes de los que te enamoras. Da igual que sea una novela histórica o una contemporánea, se mueve como pez en el agua en cualquier género que aborde. En esta novela, ¿quién se resiste a Jorge? Irene, la juez que está llevando el caso en el que él representa al acusado, pero es que para ella, Marisa se reserva el misterio de su pasado, que nos irá desvelando poco a poco. Sus heridas son enormes y tendrá que enfrentarse a ellas hasta poder decidir qué quiere hacer con su ordenada vida.

La novela parte de una situación que después entenderemos. Jorge entra en un bar y selecciona a una mujer que le parece atractiva, con la que tiene un encuentro sexual en los lavabos. Rápido. Salvaje. Impersonal.

Ni siquiera necesita el nombre de la desconocida porque, aunque se lo pregunte, lo va a olvidar. En realidad lleva mucho tiempo así, olvidándose de las mujeres con las que comparte unos minutos en los que intenta calmar su ansiedad. Viene de una historia que no acabó bien y el compromiso no lo quiere en su vida. No hay ni una sola mujer que le interese. ¿O sí? Una de las desconocidas con la que tuvo un encuentro en un bar de intercambios le pareció que no lo era tanto. Reconoció a la mujer que menos pensaba que podría encontrar allí, la juez Irene Ávila, pero duda.

Sexo. Corrupción. Dinero. Infidelidades. Prensa. Amor. Traumas del pasado.

Esos son los elementos, y no necesariamente en este orden, que Marisa pone sobre el tablero en esta historia contemporánea. Una trama de corrupción urbanística, algo de mucha actualidad, en la que Jorge tiene que defender al acusado (más que culpable como veremos desde las primeras líneas), le sirve de excusa para desarrollar esa otra historia romántica y dotarla de un marco creíble y con peso.

Ha sido un placer. Porque se lee sola, no creo que si le dais una oportunidad os dure un par de días (te entran ganas de no soltarla). Porque está muy bien escrita. Porque los personajes enamoran. En esta novela, sobre todo el protagonista masculino, Jorge Márquez, al que dota de una personalidad irresistible. Es de esos a los que te dan ganas de pedirle el teléfono, aunque sepas que no es más que ficción.

Llevaba días entre psicópatas, leyendo novelas duras y la verdad es que ha sido una delicia cambiar de tercio, relajar la lectura y encontrarte con una en la que te encuentras cómodo leyendo y avanzando por las páginas. Y no es que las anteriores no me hayan gustado, ya leísteis la reseña anterior, pero de vez en cuando es necesario distanciarse de las historias tremendas que nos cuenta la novela negra.


Espero seguir teniendo suerte entre las lecturas que selecciono. En este caso, así ha sido.

6 comentarios:

  1. No conocía la autora! Ni su anterior novela, ni la que traes ahora. La temática pinta excelente, asíq ue mil gracias por traerlo. ES lo que más me gusta de los blogs, que compartimos lecturas que a veces no conoceríamos si no fuera por esto.
    Gracias! Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Mayte. No solo me alegra que la hayas disfrutado (y que te haya ganado Jorge XD), también coincido en que me gusta escribir y leer novelas que aporten un poco de luz, porque si bien es cierto que no escasean las noticias ni las circunstancias negativas, también lo es que no todo es oscuridad. Un beso enorme y gracias de nuevo!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues no conocía a la autora y el libro parece tener muy buena pinta. Lo tendré muy en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Mis lecturas, Esther, son heterogéneas porque creo que con una sola vida que tenemos, no me puedo perder mirarla desde todos los puntos que pueda. Sé que hay géneros que me gustan más, pero no me cierro a otros porque me llevo sorpresas maravillosas. Si algo bueno tiene la lectura digital es que, como no son tan caros como los libros de papel, a mí no me da cargo de conciencia dejar algo a medias si no me gusta. Y descubro autores.

    Lo que sí me da coraje es que no me gusten en papel, por eso, cuando compro uno así, selecciono mucho más y me lo pienso. Sin embargo, con Marisa, no es necesario. Escribe muy bien y enseguida te transporta a la historia que te cuenta.

    ¡Y además, es un encanto!

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti, Marisa. Es un placer leerte. Venía de historias duras y me he sentido maravillosamente en la tuya. Te sigo leyendo ;)

    ResponderEliminar
  6. Margari, La dama del paso es histórica y esta contemporánea, pero las dos me han gustado mucho y eso solo pasa cuando la persona que escribe sabe lo que se trae entre las manos. Es una gran narradora.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?