jueves, 6 de julio de 2017

UN CAFÉ A LAS SEIS DE PILAR MUÑOZ



Sinopsis:

«No menosprecies el poder de la imaginación, también puede destruirte». Raquel se dispone a acudir a una cita de compañeros de promoción organizada por su amiga Lourdes después de 25 años, aunque en el fondo siente que no debería ir; una parte del pasado, que no la ha dejado vivir en paz, podría estar esperándola en el hotel donde tendrá lugar la celebración. Ansía ese encuentro tanto como lo teme. Porque aquello de lo que ha estado alimentándose a lo largo de su vida podría dejar de ser real. O atraparla para siempre. Unas veces, no podemos huir del pasado. Otras, no deseamos escapar de él.

«Un café a las seis» es una historia intensa, emotiva, reflexiva, visceral. Una historia escrita con el corazón. De las que te hacen sentir.


Sobre Un café a las seis:

Había escrito una entrada muy currada y muy profesional, una reseña de las mías, de las que incitan a leer, pero Pilar Muñoz me ha hecho cambiar de idea con una foto que ha publicado en Facebook. Es una fotografía con la portada del libro, un "gracias por todo" y los nombres del equipo fijo de lectores cero que nos prestamos apoyo mutuo cada vez que publicamos un trabajo.

Ya lo sabéis, he sido lectora cero.

Quizá eso me convierta en alguien poco objetivo a la hora de recomendaros la lectura de esta novela, pero lo voy a hacer porque creo en ella y porque quienes se asoman a mi espejo saben que si no creo absolutamente en algo, no lo digo. Mis compromisos en este mundo de la escritura los deshice hace muchos años. Conmigo tampoco los tiene nadie, solo quien crea en mí y tenga ganas de contarlo. Como yo, en este caso, creo en la novela que nos trae Pilar.

Esta historia partió de un relato que permanece inédito, un relato que tras escribirlo se le quedó corto. Ella tenía ganas de contar muchas más cosas, así que poco a poco fue madurando la idea y un día se lanzó a la piscina. Es un perfecto ejemplo de lo que algunos autores decimos, que muchas veces los personajes reclaman su espacio y no nos dejan tranquilos hasta que contamos la historia que nos susurran.

Pues con Raquel le pasó esto. Le pidió más páginas, más atención, y ella se la dio. De relato pasó a novela y es lo que ahora nos presenta. Desde hoy está en Amazon, lista para que la descarguéis y además participa en el concurso de este verano. La verdad es que esto le da un punto un poco más divertido a la aventura, aunque añade un extra de dificultad. No en vano, en cada concurso que ha organizando la plataforma se apuntan miles de novelas y atinar con las que tienen calidad es casi tan complicado como dar con una aguja en un pajar.

Os hago de imán, que así las agujas se encuentran enseguida, y os digo que esta novela se disfruta muchísimo, dura un suspiro y deja un excelente sabor de boca. Y no tengo miedo a comprometer mi palabra porque estoy segura de lo que digo. Ya lo veréis vosotros si os decidís a leerla.

Un café a las seis cuenta el reencuentro de Raquel con un antiguo amor tras muchos años en los que no supieron nada el uno del otro. Conoceremos el presente de la protagonista y también, a través de esa reunión de compañeros de clase, su pasado, la historia que marcó su vida y que no ha conseguido olvidar. No creo que sea necesario contar mucho más porque como os digo es una novela corta. Solo os adelanto algo que los que conocéis a Pilar no necesitáis que os recuerde: está tan bien escrita, te arrastra tanto, que es posible que os pase como a mí, que en una tarde os veáis en las últimas páginas, preguntándoos cómo demonios ha hecho para teneros delante del kindle, o del libro, sin hacerle caso al mundo.

Yo tardé en leerla un solo día. Como autora siempre tengo una sensación ambivalente con esto, puesto que me lleva mucho tramar la historia, escribir el primer borrador, destrozarlo para darle la forma definitiva que quiero y, después de todo esto, que me lleva meses, corrijo hasta la extenuación. Y el lector, en una tarde, llega y se merienda mi trabajo. Pero también es mágico conseguir que alguien no quiera dejar de leer lo que tú has escrito, ¿no?

Lo dicho, que os la recomiendo, que es ahora el momento de hacerse con ella y hacerle un hueco. Os la vais a beber.




11 comentarios:

  1. Maytechu mía, me emocionas. Esa foto publicada ayer en Face para daros las gracias no deja de ser un reconocimiento público al amparo que me prestáis, a esa amistad que tengo con vosotros tres y que, como bien dices, sirve para que formemos un equipo de excepción en el que las manos se entrelazan en la ida y en la vuelta, en todas las direcciones posibles y de principio a fin. Y eso da mucha sensación de seguridad, de que todo el trabajo, el esfuerzo y el empeño que ponemos en una obra también resulta ser bueno a ojos de los demás.
    Gracias por compartir tus impresiones con tus lectores en tu espejo. Y gracias por comprometer tu palabra, confío en no defraudar ;)
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha suerte con ella, que te traiga lo que de verdad importa: lectores. Ya sabes que son más difíciles de encontrar que las setas en agosto.

      Besos

      Eliminar
  2. Apuntada queda. Gracias por la recomendación

    ResponderEliminar
  3. Suerte con ella y ánimo. Es muy bonita.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  4. Yo ya la tengo en el IPad antes de leer esta entrada, aunque me ha encantado. Ambas escribís tan bien que es un placer leeros. Y María José Moreno, Mayte Uceda, Isabel Martínez Barquero, Rafael R. Costa, Mercedes Pinto.. Hay un grupo de escritores independientes que no tenéis nada que envidiar a los reconocidos en el actual panorama literario. E incluso, en algunos casos, vuestros escritos tienen mayor calidad que los de algunos de ellos. "Los colores de una vida gris» y «Relatos de mujer» me encantaron. Aún los recuerdo a pesar del tiempo transcurrido, lo cual es muy buena señal. Le deseo mucho éxito y en cuanto pueda le hago un hueco a la novela. Muchos besos, Mayte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya leeré tus comentarios cuando la leas, Agata. La puedes colar en cualquier momento porque no te va a durar nada, se lee solita.

      Besos

      Eliminar
  5. Comprada y deseando leerla. Yo ya se que me va a gustar, pero me encantará comentarla contigo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Yo no me la estoy bebiendo como loca, es sorbo a sorbo. Letras que se agarran al estómago y ese agujero que espía y me transforma en Raquel.
    Sigo...
    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?