miércoles, 19 de junio de 2013

¿DE QUÉ VA DETRÁS DEL CRISTAL?



Hoy me han hecho una pregunta: ¿de qué va tu novela? La odio porque me resulta muy complicado explicarla sin destriparla. Me he dado cuenta de que en mi blog no he contado sino apenas vaguedades de mi propio libro. Como me cuesta, me haré preguntas y empiezo por esa misma.

¿De qué va Detrás del cristal?

Narro varias historias que se van entrelazando, algunas de ellas de amor aunque no es una novela romántica al uso. Detrás del cristal tiene ritmo de comedia de enredo con una trama principal que es pura ficción. Alrededor de esa trama gira otra mucho más seria, una historia de malos tratos de la que me sirvo como narradora para incrementar la desesperación de mi protagonista. No la desarrollé demasiado porque esta novela quería que transmitiera luz, un poco de alegría para estos tiempos de crisis que vivimos y porque simplemente es eso, una historia de fondo, secundaria, en la que no profundicé porque para eso necesitaría una novela entera.

¿Qué no encontrarás en ella?

Por ejemplo, sexo explícito. No le iba nada a mis personajes y tampoco me apetecía, así que los encuentros sexuales de los personajes están narrados de otro modo. 

¿Cómo son los protagonistas?

Bastante normales. No son mega perfectos, ni siquiera tienen los ojos claros y cuerpos esculturales. Son personas que se equivocan y están llenas de miedos. Como cualquiera de nosotros. 
Lo que los convierte en protagonistas de una novela es la situación excepcional que viven, disparatada y divertida. Ficción, por supuesto.

¿Dónde está ambientada?

En Madrid, aquí mismo. Otra cosa que quise desde el principio es que los escenarios fueran reconocibles y los personajes se llamasen como cualquiera que te pudieras cruzar en una parada de metro. Ana, Andrés y Pablo. Sencillos.

¿Es una novela romántica?

No. O no exactamente. En las novelas románticas el foco de atención se queda en los protagonistas y no los pierde de vista y Detrás del cristal lo mueve constantemente para mostrarnos a los secundarios y su mundo. Éstos también evolucionan, cambian a lo largo del relato.

¿Cómo la califican quienes la leen?

Entretenida, ágil, rápida, amena… Hay incluso gente que subraya sus frases. Hasta 23 subrayados compartidos tiene el final. Será que les gusta a quienes lo leen, ¿no? También hay quien dice que la historia no podría suceder en la vida real. Y yo sonrío porque sé dos cosas: algo que me guardo y que la realidad siempre supera a la ficción.

¿Cómo la califico yo?


Pues me gusta mucho, claro, porque para eso la escribí así. Medio romántica, medio intimista, llena de pensamientos entre líneas que hay que saber encontrar pero también eso no sé si es posible si no me conoces. A veces callo más que digo…

Me voy a dormir pero antes os dejo el booktrailer. Hoy lleva 125 días publicada, los mismos que en el top 100 pero algo me dice que eso va a cambiar muy pronto. Quizá esta misma noche.


¡Felices sueños! Yo mañana no quiero despertarme...

1 comentario:

  1. Es verdad que no gusta nada tener que explicar de qué va tu propia novela, a mí también me incomoda muchísimo. Creo que, además de por el miedo a destriparla, es porque el libro es parte integrande del autor, y resulta muy complicado explicar muy por encima y con distancia de qué demonios se estaba hablando en esos momentos. Creo Mayte, que con la cantidad de reseñas y comentarios acertados que tienes por el ciberespacio te sería más fácil contestar "mira aquí, que lo explican muy bien" :-)

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?