miércoles, 26 de junio de 2013

SOBREVIVIR AL DESENGAÑO


Leo esto en una publicación de Facebook:

"Hay momentos en la vida en los que quieres meterte bajo tierra y no salir jamás. Cuando alguien te defrauda y no sabes por dónde vienen las cosas, porque hay personas que no tienen cojones a decirte a la cara los problemas que tienen contigo y a espaldas tuyas te hacen quedar como el culo, cuando se lo das todo y no son capaces de valorar nada. Es duro perder lo que quieres pero a veces en la vida hay que saber darse cuenta que no se puede dar más al que no lo aprecia."

¿Suena a desahogo, verdad?

Muchas veces los muros de la red se convierten en un tablón de anuncios donde se cuelgan sueños pero otras muchas sirven como desahogo de frustraciones. ¿Quién no ha colgado una foto con un mensaje desesperado? ¿O una frase cargada de dobles significados?

Yo entiendo perfectamente a esta persona, lo que estaba sintiendo cuando escribió estas palabras porque he pasado por una situación que aunque seguro que tiene mil matices diferentes, se parece mucho. He sufrido un gran desengaño por confiar en quien no debía, por permitir que alguien entrase en mi mundo y lo invadiera, tomándose atribuciones que jamás le di. Tuve que aguantar salidas de tono de esas que se suelen resolver muy bien con un "vete a tomar por el culo" pero que me ahorré porque hay personas que, sinceramente, existen porque tiene que haber de todo.

No merece la pena gastar un minuto de tu tiempo más con ellas. Ni siquiera merece la pena ensuciar tu vocabulario.

Alguien me dice siempre que tu karma te devuelve todo lo bueno que haces en la vida y yo pienso que del mismo modo te tiene que devolver lo malo, el daño que causas. Por eso intento no hacer daño a nadie, me quedo con  lo que el dolor y resuelvo el malestar que me provoca con paciencia, tiempo y sonrisas. De momento la vida me va devolviendo con intereses lo bueno, no me puedo quejar en absoluto. Ahora bien, espero algo. Quizá la única maldad que me permito, y es que ese mago que es el tiempo le retorne a estar persona todo el daño que a mí me causó con los mismos intereses.

No sé si tendrá vidas futuras para pagarlos.


Por eso, a esta persona desesperada le digo que tenga paciencia y confíe en su karma. Yo sé que es muy bueno y como le ha dicho alguien es quizá por eso por lo que ha sufrido esta decepción, por ser una PERSONA. 

Tú puedes sobrevivir al desengaño.

5 comentarios:

  1. "A veces, tienes que aceptar el hecho de que algunas personas entran en tu vida como una felicidad temporal". He leído en facebuk esta frase, y me he apropiado de ella. La comparto plenamente. Y, mira por donde, hoy me encuentro con tu entrada que le va como anillo al dedo. No me gusta SOBREVIVIR a los desengaños: prefiero VIVIR habiendo dejado atrás experiencias duras, o tristes, y que han dejado un surco amargo, pero de las que me quedo con todo lo mejor. Por supuesto, cuando sufro un desengaño, del tipo que sea, siempre me ayudan a superarlo ese puñadito de personas que tengo a mi lado desde el principio de mis tiempos. Un besito, Mayte.

    ResponderEliminar
  2. Me aprendo la frase y se la trasladaré a quien ha escrito las palabras por las que empieza este post. También creo que le vienen como anillo al dedo.

    ¡Qué sabia eres, Koncha!

    ResponderEliminar
  3. Buf! Ya siento lo que te ha pasado. Esa persona no merece ni un minuto de tus pensamientos. Céntrate en lo importante. Besos

    ResponderEliminar
  4. Dácil, lo mío está superado, cuando pasa el tiempo te das cuenta de que hay gente que no merece ni un minuto de tus pensamientos.

    Hablaba de alguien a quien conozco y que ayer escribió esto en su muro y conociendo a esa persona sé que estaba tocada de verdad.

    Quería decirle que ánimo, que la vida es un ciclo y que todo lo malo se acaba superando.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo hace tiempo me sentí traicionada y muy defraudada por una amistad que creía que tenía... y lo peor fue que era una amistad de mas de 15 años... pero bueno... a cada cerdo le llega su san martín... jejejeje
    y desde que descubrí el mundo amarillo de Espinosa... ahora identifico a los amarillos con bastante facilidad
    Besotes!!!!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?