lunes, 24 de diciembre de 2018

NO ES UNA NOVELA, ES UN GRANO EN EL CULO.


Dentro de ese cuaderno hay 38 capítulos de una novela, diseccionados al milímetro. En mi portátil están esos 38 capítulos desarrollados.

Es una novela bonita.

Fluye, entretiene, a ratos emociona y otros hace pensar. No será candidata a un premio nunca, porque yo no escribo tan bien, pero lo que está escrito no es un horror. Aunque dudo mucho que la termine.

Cada vez que la retomo, pasa algo que me bloquea y me impide llegar a ese final que tengo claro.

Reviso. Releeo. Pienso y le doy vueltas mientras paseo, y al final de la revisión he avanzado un capítulo, o dos. He modificado un hilo de la trama. He fulminado un montón de frases y he añadido otras. Me han salido personajes y a alguno me lo he cargado. Incluso, en mi desesperación, he escrito dos novelas en medio, frustrada porque no encuentro el camino.

A veces pienso en borrarla entera, pero soy cabezota. No quiero rendirme. No quiero darle el poder de vencerme. No quiero reconocerle que es un grano en el culo.

Esa novela está ahí.

A lo mejor nunca sale...

4 comentarios:

  1. Eres tu crítica más crítica. Seguro que lo consigues, eres luchadora y perseverante.
    Un millón de besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ser crítico con uno mismo no se avanza. Bueno, y visto lo visto, siéndolo tampoco 🙈🙈

      Eliminar
  2. Quizá no salga pero la tienes ahí, para el día de mañana. Tienes 38 capítulos desarrollados... Dios dispondrá.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me desespera. Otras fluyen y me arrastran, pero a esta la llevo a tirones.

      Eliminar

Si dejas tu comentario, entenderé que aceptas formar parte del reflejo de este espejo.