viernes, 8 de abril de 2011

LOS HIJOS DE LA TIERRA: EL VALLE DE LOS CABALLOS.

Lo primero que tengo que decir es que, aunque el mejor de todos es El clan..., éste es el que más veces me he vuelto a leer.

Esta segunda parte de la saga Los hijos de la Tierra me pilló un poco descolocada, más que nada por la manera de estructurar la historia que usó la autora. Me resultaba molesto que un capítulo lo dedicase a Ayla y su supervivencia en el valle y otro al viaje de Jondalar y su hermano. Y me resultaba molesto porque, cuando había logrado entrar en una historia, se me acababa el capítulo y tenía que colocar mi mente en lo que les pasaba a los otros personajes. Por eso, el resto de las veces que lo he leído lo he hecho como si se tratase de tres libros: uno narra el viaje de Ayla desde que es expulsada del clan hasta que se instala en el valle y empieza a construir su mundo; otro cuenta el viaje de Jondalar y Thonolan; finalmente, otro tercer libro, ese que cuenta el encuentro entre Ayla y Jondalar. Este último, al principio, si soy sincera, me decepcionó un poco. No esperaba que tuviera "páginas pegote". Ya lo he explicado alguna vez, le llamo así a los encuentros sexuales explícitos que aparecen en muchas novelas, sobre todo del mundo anglosajón. Les llamo "pegote" porque hay veces que parece que en las editoriales tuvieran en plantilla a un pobre infeliz que se dedicara a escribir todas las páginas de ese tipo para cualquier novela donde considerasen oportuno incluirlas. Sobre todo si la novela estuviera pensada para llegar a un público femenino.

Pero es lo único que no me gusta. Creo que la parte en la que Ayla está sola en el valle es impresionante. Un solo personaje y su lucha para seguir sola te atrapan y te enganchan y la historia de los dos hermanos también está genial. Y me gusta sinceramente el tercer "libro", aunque le haya puesto unos peros.

Este es el único libro de la colección que he leído en inglés también. La verdad es que no fue muy buena idea. Como está lleno de descripciones aparecen miles de adjetivos y el hecho de que Ayla maneje muchas plantas también incorporaba a la lectura sustantivos desconocidos para mí. Me costó tanto que pensé que me había pasado de lista pensando que podía leer en inglés. Menos mal que después publicaron Harry Potter and the Deathly Hallows y no tuve problemas.

3 comentarios:

  1. No he querido decir que piense que esta es una saga solo para mujeres. Por si alguien ha podido entender otra cosa.

    ResponderEliminar
  2. Otra cosa importante. Creo que me gusta más porque hay pocos personajes. Cuando comente los dos últimos hablaré de esto.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?