sábado, 5 de enero de 2013

DESCOMENTADOS

Esta noche vienen los Reyes Magos, pero a mí ayer me hicieron un regalo que agradezco: he sido "descomentada". Hace unas semanas me quejé a Amazon porque un individuo se dedicaba a dejar comentarios de cinco estrellas en cuanto libro pillaba en el top 100. El sujeto en cuestión no decía nada en concreto, sino que, sin ninguna sutileza, colaba el enlace de su propia novela en el comentario. Yo fui una de sus víctimas, a quien dejó cinco estrellas a cambio de que le sujetase, durante un tiempo que gracias a dios ha sido breve, su enlace.

A lo tonto, a lo tonto, el otro día lo vi en el top 100. Algo vetado para novelas con calidad, pero que éste ha conseguido con una estrategia de maketing éticamente reprobable.

Sin embargo, ciento y pico comentarios iguales cantaban mucho y ayer vi que en Su chico de alquiler tenía este mensaje: Sé el primero en escribir una opinión sobre este producto.

¡Me encantó!

 Prefiero, sinceramente, que no tenga ni un solo comentario, que si no se los merece, nadie diga absolutamente nada del libro antes que ser utilizada. Soy generosa normalmente pero no otra palabra que empieza por g y que no pondré hoy por ser el día que es, no sea que los Reyes me escuchen, o me lean, y ya sí que no me traigan lo que he pedido. Aunque con el trabajo que tienen hoy no sé si estarán para ponerse a leer blogs...

Y pasando a otra cosa, que me disperso... Quiero hablaros de ciclos. Detecto que los de mis novelas empiezan a agotarse. Supongo que cuando has vendido muchos ejemplares en los meses anteriores (no es que hayan sido una barbaridad, o cifras para celebrar una fiesta, pero han estado muchísimo mejor de lo que me hubiera atrevido a soñar), los libros empiezan un suave descenso hasta que se mueren. En este caso no es una muerte real, sino un hundimiento en los abismos de la lista que los sitúa en posiciones invisibles.

Es una sensación... rara. A veces me siento mal, porque me he esforzado en empujarlas, teniendo que morderme la lengua ante comentarios venenosos de quienes insisten en que la publicidad que hacemos los autores es cansina y contraproducente (pues siento decir que no, que cuando lo dejas es cuando decaen, que lo he probado) y a pesar del esfuerzo, a pesar de que he rozado con los dedos mi objetivo, no lo he llegado a conseguir del todo. Otras, me doy cuenta de que he logrado muchísimo. Con la ayuda de la gente de los blogs, sobre todo, que se implicaron en esos dos meses de verano en los que reseñaron los libros, siempre tendré que agradecérselo y no olvidarlo, porque no fue mérito mío solamente. Aunque en muchas ocasiones te llegues a sentir muy sola.

También me siento muy bien con los comentarios que tienen las novelas. Ni uno solo de los que hay los he pedido, no se me ha ocurrido jamás decirle a nadie que se vaya a Amazon y me ponga una opinión. No, porque si lo que quiero es saber qué opinan, si lo pido no sería real, ¿no creéis?

Ahora, con la novela que tengo terminada en fase de últimos retoques, toca tomar aire, pensar si estoy preparada para volver a meterme en este lío. El año pasado pagué mi precio en todo esto: veinte kilos. ¡Casi nada! He sido capaz de recuperar cuatro, pero sigo en una talla que cuando plancho la ropa mi cerebro se niega a creer que es la mía.

Esta vez tengo experiencia.

Espero que sirva de algo.


20 comentarios:

  1. Alucino con las estrategias publicitarias que emplean los escritores actuales. ¿Serán los nuevos tiempos, las nuevas maneras?
    Entiendo que, los escritores que no tienen detrás el impagable marketing de una editorial de bandera, tengan que ser "jartibles" (como se dice en Cádiz, cansinos como dices tú Mayte)porque si no la invisibilidad es total.
    Aunque tus 16 kilos por recuperar que mencionas parecen que van contrarios al top de los libros: espero que pronto publiques el próximo y te "cebes" con él.
    Un beso y ¡suerte!

    ResponderEliminar
  2. Sin duda un buen regalo de Reyes, qué cara tienen algunos con dejar comentarios solo para darse publicidad, y lo peor que es difícil que Amazon los elimine. Es muy difícil mantener los libros a la vista de todos, cada día hay más libros en Amazon y en las librerías, pero con tu esfuerzo has conseguido que lleguen a mucha gente, y a mucha más que llegarán. Espero que pronto nos sorprendas con la nueva novela y no quiero que pagues otra vez el mismo precio, la salud es lo primero, guapa.
    Disfruta del día de Reyes y que recibas muchos regalitos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. :-) Felicidades por estar descomentada (nunca pensé que diría eso). Sigo tu aventura literaria desde hace tiempo, y la compart. Entiendo lo que cuentas sobre la decadencia de ventas y la desazón que deja. Supongo que ponemos tanta ilusión y tanto corazón en lo que hacemos que nos quedamos un poco frías cuando la luz se apaga (para los demás, claro, porque para nosotras sigue brillando). A los Reyes les he pedido más ilusión, que nunca falte. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, UnSur ConMuchoNorte, preferiría no recuperar los 16, porque me sobraba alguno (ahora no, quizá con algún kilito más estaría mejor. La verdad es que a mí me suele parecer bien casi todo lo que se inventan los escritores para promocionarse. Hay dos contadas excepciones: esto que hacía el colega eliminado y otra cosa que me callo.

    Espero que el próximo libro os guste. Al margen de lo que consiga, de dónde se sitúe, el objetivo es hacer algo digno, para que el tiempo que alguien le dedica no sea tiempo perdido. Antes escribía para mí misma. Ahora siempre recuerdo que hay alguien más (aunque sigo a mi bola, a ver si cuando salga la novela sois capaces de ajustarla a un género).

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Marga, es casi imposible que amazon te elimine un comentario malo (los buenos se los cargan con alegría, eso sí) pero esta vez es justo reconocer que se han portado de maravilla.

    ¡No pienso adelgazar 20 kilos otra vez! Más que nada porque con lo que peso, si le resto 20... no creo que sobreviviera.

    A ver qué me traen los Reyes...

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mónica, jajaja, me gusta inventarme palabras.

    Ya sé que me entiendes, pero tú estás empezando. Y vas bien. Las cosas se tienen que hacer despacio, para que dé tiempo a saborearlas y para que se asienten. Si corres mucho, puede que tengas unos meses (o hasta más tiempo) fantásticos, pero cualquier edificio sin cimientos, eso lo sabemos todos, se acaba cayendo. Y a lo mejor hasta te pilla debajo...

    Estoy segura de que pronto tu Noctalia estará de nuevo en el top 100 y, sobre todo, en los dispositivos de un montón de lectores que disfrutarán con ella.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Antes que nada: Te felicito por poder perder peso con tanta facilidad.

    Luego lo de x-men, ja,ja, qué tipo! logró su cometido, pero a costa de comentarios de cinco estrellas dados a libros que ni había leído.

    Yo tampoco acostumbro pedir comentarios, ni solicitar lecturas. Si desean leerme, bienvenidos sean, si no, qué vamos a hacer! Hay millones de libros dónde escoger!

    Besos,
    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Mucho ánimo Mayte.
    Me alegro de que por fin hayan eliminado esos comentarios publicitario.
    Suerte con tu próxima novela.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Si es que los hay con cara... Así que como dice Mónica, felicidades por estar descomentada!!
    Y hablando de tus novelas, no, que no, que no mueren... Se quedan vivas en la memoria de todos los que hemos disfrutado con ellas, de todos los que la hemos leído. Que las ventas son menos...Normal, es mucha la competencia, y algunos con estrategias como el x-men, que parecen que funcionan. Qué se le va a hacer. Les pasa a todos los escritores supongo. Se vende el último publicado, pero de los anteriores...
    En fin, que mucho ánimo para esta nueva novela. Pero cuídate mucho, que no estás para perder más peso.
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  10. Pues el "descomentario" es una buena noticia! Me alegro que haya sucedido, porque te doy la razón en que es mejor que no tenga ninguno a que sean de ese tipo.

    Por lo demás, ánimo! La salud siempre será primero, aunque sigamos teniendo ganas de leer algo tuyo.

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
  11. Mucho ánimo Mayte. Nosotros siempre estaremos aquí apoyándote, porque te lo mereces. Biquiños!

    ResponderEliminar
  12. A mí me pasa igual, Mayte. También me da la impresión de que el interés por mi novela va desapareciendo, pero no estoy seguro de si estamos o no en lo cierto, porque Amazon sigue siendo un misterio para todos. En Estados Unidos, es curioso, mantengo una regularidad desde hace año y medio, mientras que en España tengo picos altos y bajos de mucha diferencia.
    Con respecto a la publicidad, como consumidor a mí no me atrae un libro porque me lo recomienden, en serie, todos los días. Para mí lo más efectivo es una reseña en un blog de confianza, o comentarios de gente que conozca. Pero ese soy yo, la masa marcha de otra forma.
    Los Reyes Magos eligen como ayudantes a las personas que más nos quieren, así que estoy completamente seguro de que se portaron bien contigo. Ahora a encarar este 2013.

    ResponderEliminar
  13. Blanca, me parece que tu postura (que de paso es la mía) es la mejor. No pido comentarios nunca.

    Es cierto que al principio de esta historia sí que pensé que podría solicitar a algunos blogueros que se leyesen mi libro, pero me podía. Igual que no tengo problema en usar mi muro de FB o el TW, bombardear al personal con enlaces (cada quien es libre de hacer o no hacer caso, o bloquearme si molesto), no soy capaz de mandar un correo a alguien desconocido solicitando una lectura. Me supera.

    Ojala tuviera facilidad para perder peso, te aseguro que lo intenté y no fui capaz. Simplemente el estrés me provocó un cambio radical. A ver qué pasa cuando me relaje, quizá me convierta en una bolita.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Inés, sí que es bueno. No me parecía nada lógico que mi familia no pueda decir que le gusta mi libro pero sí un señor pueda hacer publicidad del suyo en un comentario. Era de locos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Margari, cuento con que las ventas desciendan, porque cada día aparecen libros nuevos muy interesantes. Vivo en el mundo real, aunque a veces parezca que tengo pájaros en la cabeza. Lo que no puedo evitar es que me de penilla, porque escribir un libro no es algo que surja de un día para otro. A mí, al menos, me cuesta un tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Kyra, ya sabes que en cuanto esté listo, tú serás de las primeras que lo tendrán en sus manos. Para quienes llegaron después y no lo saben, una de las causantes de que yo esté aquí, de que este blog no se perdiera en el olvido y de que no me rindiera antes incluso de intentarlo es esta señorita a la que adoro. Estuvo a mi lado al principio y sigue ahí.

    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  17. Mandarica, ya sé que estáis, igual que yo estoy por vuestros mundos. Con tus entradas normalmente me muero de risa. No dejes jamás ese sentido del humor que tienes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Enrique, tú y yo sabemos lo complicado que es que te hagan una reseña y el escaso eco que tienen muchas veces. Eso sería lo ideal, que pudiéramos depender solamente de esto, pero también, si todos los días, en todos los blogs, se hablase siempre del mismo libro sería agotador. ¿No crees?

    Nuestras posturas en lo que se refiere a publicitar los libros son distintas pero me parece que a los dos nos da lo mismo lo que haga el otro, no vamos a dejar de ser amigos ni de regalarnos de vez en cuando unas palabras de las que dibujan una sonrisa en el rostro.

    Los Reyes se portaron muy bien. Un perfume de los que provocan que el alma se alegre y zapatos nuevos para pisar fuerte.

    Besos, compadre.

    ResponderEliminar
  19. Mayte, me gusta que tengamos tantas cosas en común. Primero quiero felicitarte por haber sido descomentada; la verdad es que ese comentario de X-men quedaba muy feo. Tiene mucho mérito que "Su chico de alquiler" haya estado en el top 100 y siga vendiéndose tan bien sin tener ni un solo comentario. Yo también me negué a pedir comentarios de mis libros y ni siquiera mis amigos y familiares, que ya los habían leído, comentaron nada. Y así estamos: después de casi diez meses, uno de mis libros tiene solo 9 comentarios a pesar de haber vendido cientos (no sé si llega a mil, todavía no he aprendido a contabilizar los libros vendidos) y el otro 7. ¡Lo que cuesta que los lectores comenten! Pero al menos tenemos la satisfacción que son opiniones de verdad. Creo que la espera vale la pena. En cuanto a lo de los ciclos, quiero contarte que en mi opinión depende mucho del marketing y por eso tenemos que seguir explorando maneras de promocionar. Te lo digo porque yo he tenido que oír a un escritor lamentarse de haber estado en el número 1 durante meses para luego ser "olvidado" y delegado al número 20 más o menos. Se quejaba de que su libro ya no era novedad, ya pasó su "edad de oro". Yo estaba a punto de estar de acuerdo con él cuando una pequeña estrategia de marketing le devolvió hace unas semanas al número 1 y allí sigue... Un abrazo, amiga, y ánimo con la publicación de tu nueva novela.

    ResponderEliminar
  20. Carmen, es cierto, no me había parado a pensar que esta novela, Su chico de alquiler, ha estado un montón de días en el top 100 sin comentarios y sin estrellas, y lo que es más curioso, llevando cuatro años antes en descarga gratuita en otra página y, además, habiendo sido víctima del pirateo en muchísimas ocasiones (he perdido la cuenta). Como dicen en los pueblos, algo tendrá el agua cuando la bendicen...

    Yo no puedo pedir un comentario, no me sale.

    Las estrategias de marketing procuro seguirlas (me refiero a que intento ver qué hacen los demás, aunque no siempre las ponga en marcha) y sé que pueden obrar milagros.

    De momento, sigo con las correcciones de Detrás del cristal, espero tener lista esta novela dentro de poco. El texto está casi, casi pulido, ahora queda el quebradero de cabeza más grande para mí: la portada. No siempre acierto a la primera con ella.

    Quiero saber qué pasará ahora que ya no soy una desconocida del todo, con una novela que es nueva, nueva, de la que no hay ni una sola línea dispersa por la red. Pueden pasar dos cosas: que me estrelle o que me "estrelle".

    No sé qué pensar.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?