viernes, 25 de abril de 2014

POLÉMICA EN LOS BLOGS DE RESEÑAS

Hay que generar polémica.

Esta es la conclusión a la que llego leyendo post en los blogs, o estados en las distintas redes sociales. Cuanto más borde y más ácido seas, más seguirán tus palabras, más retuits obtendrás y más visitas generarás para tu sitio web. A la gente no le gustan las buenas noticias. No le gusta que seas feliz y tengas la desfachatez de contárselo. No le gusta que te guste un libro y lo alabes.

No.

Prefieren hacerse eco de lo deprimente, de lo absurdo, de lo controvertido, meter constantemente el dedo en los ojos de quien sea para ver cómo reacciona el atacado y alimentar la hoguera de la mala baba.

Lo peor, es que entramos en ese juego.

Y no estoy hablando solo de los ataques gratuitos a los que nos enfrentamos quienes, por hache o por be, de pronto destacamos en esto de la escritura, que daría para mucho.

Hoy hablo de otra cosa. He leído un post sobre las reseñas literarias en los blogs, la razón por la que han proliferado los sitios que ofrecen comentarios de libros para que los lectores tengan cierta orientación a la hora de elegir una lectura. Es verdad que los hay que se han abierto con el único fin de que las editoriales alimenten gratis las estanterías de casas particulares y que sus reseñas no tienen nada de reseñas, pero también es cierto que hay gente honesta en este mundo, que la generalización que se hace me parece tristísima.

Conozco blogs que hacen análisis pormenorizados de los libros, disecciones dignas de un cirujano, de diez quizá en un examen pero no son los que más frecuento porque quizá restan magia a la hora de ponerte a leer: te lo han destripado entero.

Conozco otros que cuentan perfectamente sin contar, que analizan desde un punto de vista tan sutil que, si no has leído el libro, tampoco es problema porque han sabido darle el punto justo para hacer ese análisis sin destrozar las sorpresas.

Conozco otros que simplemente son sensaciones lectoras, lo que personalmente aportó cada novela al reseñador que esconde el blog.

Desde hace seis años soy de las que simplemente aporta sensaciones lectoras porque cuando abrí este espejo no sabía ni que existían blogs de reseñas. Tampoco he querido entrar en el juego de pedir libros a nadie. Me compro los que me apetecen, salvo algunos que me han llegado solos a través del correo con la petición de que les hiciera una crítica. Un limitadísimo porcentaje de ellos lo ha logrado porque para que aparezca un reflejo en el espejo primero hay que convencerme a mí. No se trata de hacerle la pelota a nadie, hay personas que probablemente pensaron que sus libros estarían aquí porque me conocen y aunque los he leído no me han convencido y no voy a dar en público mis razones. Son mías y estoy en mi derecho de guardármelas, ¿no creéis?

Ha habido también malos momentos, situaciones personales que aplazaron un comentario y para cuando me encontré mejor ya no tenía frescas las sensaciones y los dejé correr.

Creo que cada uno de estos blogs, en su estilo, está aportando algo, empujando o frenando una lectura pero hay algo importante que no se ha dicho en ese post: nadie obliga a nadie a leer lo que publicamos.

Entonces, ¿hoy se han levantado con ganas de polémica?



11 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo contigo Mayte, si se escribe en un blog, hay que hacerlo desde el punto de vista de cada cual, sin buscar un fin detrás.
    Si tu estilo gusta, la gente volverá a leerte, y para gustos los colores.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Hay que ser fiel a uno mismo y no ceder a las presiones ni a las modas. Tú decides cómo es tu blog y lo que que escribes en él. Si me siento cómoda con mis reseñas, no las pienso cambiar aunque eso me supusiera tener más seguidores. Lo siento, mis reseñas son así, hechas desde el corazón, a quién le guste que las lea y a quién no, pues que visite otros blogs, que por suerte hay muchos.
    Pero sí, entiendo lo que comentas sobre los blogs polemizadores. A mí no me hacen ni gracia por eso no los sigo. Pero lo peor es que hacen daño, daño gratuito e injusto. Que vayan sembrando, que ya recogerán.

    ResponderEliminar
  3. Yo creé mi modesto blog para tener un especie de diario de lecturas, escribir a veces algo que me apetezca que no tiene nada que ver con libros, y poder comentar con gente que disfruta con la lectura, y que a veces no puedes encontrar en tu entorno inmediato. Me hace ilusión tener seguidores y que me comenten, pero siempre soy sincera. Si no me gusta algo, es cierto que a veces soy un poco bruta, pero también soy bruta cuando algo me apasiona.. jeje! Creo que no sigo ningún blog polemizador, ni nada así sobre lo que comentas, pero bueno... así somos. Parece. Un besito!

    ResponderEliminar
  4. A mí me gusta tener ordenadas mis lecturas, por fin hice mi blog definitivo y hasta las estoy ordenando por letras, es para mí. Pero también para quien me lee, a mí encanta leer reseñas en blogs porque a veces me encuentro joyas que no había visto en ninguna parte. También me gusta conocer las opiniones de otros lectores, me parece curioso cuando a alguien le apasiona algo que a mí me ha aburrido, y al revés, y conocer por qué.

    En cuanto al tipo de reseñas que hago, creo que debería incluirme en el de las sensaciones, porque yo leo un libro, dejo portada y sinopsis y digo qué ha sido para mí leerlo, y como siempre, las frases que me llegan, que es lo que más recuerdo de un libro cuando pasa el tiempo.

    Si un libro me gusta lo recomiendo mucho, y si no, digo por qué no, pero intento ser suave, porque soy consciente del esfuerzo que pone una persona cuando escribe un libro, y tampoco creo que haya que tirar por tierra todo lo que ha hecho el autor, pues considero que aunque algo a mí no me guste seguro que tendrá su público, para gustos colores.

    Y blogs de polémica creo que no sigo ninguno, es que, como ya te he dicho en otra ocasión, con lo grande que es la red (que aquí cabemos todos), no los entiendo.

    Muy buen post Mayte, me has hecho reflexionar.

    Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí lo que me asombra de todo esto es la evidente estrechez de miras a la hora de analizar este tema referido a los blogs de reseñas, por pensar que todos persiguen el mismo fin de ser "críticos literarios" y obtener libros gratis, cuando muchos de ellos buscan en realidad lo que he podido leer en los comentarios de arriba, plasmar sus opiniones y compartir sus lecturas sin pretensión de convencer a nadie ni de tener que razonar, por narices, el porqué les ha gustado el libro que acaban de leer (incluso si no les ha gustado, porque hay veces en que se tienen impresiones negativas tras una lectura y resulta difícil explicar por qué; tal vez incluso ni las haya, simplemente no te ha gustado y punto). Yo creo, además, que los seguidores de los blogs saben perfectamente lo que van a encontrar en cada cuál y seguirán , confiarán, y sí que se dejarán llevar por aquellos que les aporten lo que ellos buscan, por una cuestión de afinidad a la hora de elegir género y títulos, por determinadas impresiones en las que, aún siendo subjetivas, confían, o porque en ellos se encuentra el tipo de análisis literario más profundo de una obra que necesitan tener para poder elegir, y de esos los hay y muy buenos, por cierto. Cada tipo de blog (o de bloguer@) influirá en un tipo de seguidor y cada seguidor buscará un tipo concreto de blog, que no tiene por qué ser administrado por un experto en crítica literaria. A ver, ¿cuántas veces hemos ido a ver una película basándonos en la opinión profesionalísima y razonada de un crítico de cine de prestigio y en qué nos hemos visto de aguantar hasta el final? Tal vez prefiramos dejarnos llevar por la impresión de una amiga, aunque no sea capaz de darnos ni una simple razón técnica. Por supuesto habrá otros cinéfilos por excelencia que sí busquen algo muy distinto antes de decidir.
    En fin, que hay que hablar de algo y plantear temas que ocupen el espacio público que hemos abierto y si queremos publicidad, está claro que la mejor forma es elegir algo polémico, de eso saben mucho quienes frecuentan los programas basura que hay por ahí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Que la polémica crea visitas es algo seguro. Lo he sufrido en mis carnes cuando ni siquiera pretendía crear follón.
    Pero eso es pan para hoy y hambre para mañana. Cada cual tiene un estilo propio que será el que determine el tipo de seguidores que va a tener: los de aquellos que confían en sus recomendaciones. De ahí que la honestidad vaya siempre por delante.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que me he topado con la "blogosfera buena", no sigo ese tipo de blogs ni me suelo meter en polémicas.
    Si leo algo que no me gusta, lo digo, pero con respeto e intentando sacar algo positivo de la lectura.
    No tengo ninguna obligación con nadie, así que lo que más valoro es la sinceridad. Pero creo que está claro es que lo que vertemos en nuestros blogs es nuestra opinión, la cual siempre es personal y subjetiva.
    Y sí, la polémica vende, siempre y cuando te interese el público que la compra.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Tú lo has dicho... al que no le guste, que no lo lea y punto.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Yo siempre estaré agradecido a los blogs literarios. Lo poco que se me conoce, buena parte de los ejemplares que haya podido vender de mi primera novela, se lo debo a ellos. Pero sí es cierto que he notado una evolución. No es lo mismo contar con 200 seguidores que con 2.000, ilusionarte porque un escritor un día visite tu blog que recibir libros todos los meses de varias editoriales, tener que comprar obras que disponer cada mes de varias decenas regaladas. Todos, escritores y editoriales, se han dado cuenta del papel que desempeñan los blogs literarios en la promoción comercial y suspiran por ganar un hueco para su obra. Eso ahora es más complicado. Yo, al menos, así lo he percibido. Pero los blogs literarios, imagino, funcionan como cualquier grupo. También hay, y ya los vamos conociendo, escritores egoístas, ruines y ególatras. En leer, valorar y elegir está la clave. En este mundillo, más que en ningún otro, por la boca muere el pez.

    ResponderEliminar
  10. Teresa apunta una idea muy buena cuando dice eso de "La blogosfera buena": lo cierto es que cada uno de nosotros seguimos los blogs que nos gustan y, en nuestro caso (¿verdad, Teresa?) no hay nada de esos "blogs polémica". Al final, la blogosfera que vemos nos la hacemos a medida. En otras palabras: que a palabras necias, oídos sordos. Ea.

    ResponderEliminar
  11. Polémica y aprovechados hay en este mundillo como lo hay por todo. Cuando se publican entradas para captar seguidores y conseguir visitas creando follón intento alejarme, paso de todo este rollo. Yo creé el blog para dejar mis humildes impresiones y nunca esperaba conocer a tantos amigos. Podemos seguir a muchos blogs, pero al final nos pasamos por los que tienen unos gustos similares y con los que nos sentimos a gusto en su casita.
    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?