viernes, 23 de mayo de 2014

UN PASO MÁS: FERIA DEL LIBRO DE MADRID, 2014.

Siempre que Detrás del cristal da un paso adelante me convenzo de una cosa, que no sé si será muy sensata por mi parte, pero os aseguro que es lo que pienso: es el último.

Supongo que es una manera de protegerme por si acaso es cierto, por si en realidad estoy dando el último paso con la novela y, a partir de entonces, será necesario emprender otra aventura o, simplemente, sentarme a descansar y a ver pasar las nubes (algo que me atonta casi más que quedarme mirando el fuego encendido de una hoguera).

Quizá por ello cada último paso intento disfrutarlo a tope, beberme todas las sensaciones y almacenarlas como recuerdos de una vida que es, ni más ni menos, la mía.

Hace unos días firmé libros en la Caseta de El Corte Inglés, en la Feria del Libro de Guadalajara y esa mañana fue grande de verdad. Creo que las fotos reflejan la mirada de alguien que estaba muy feliz (yo) que se lo pasó igual de bien firmando ejemplares de su novela o atendiendo a las personas que se acercaban y que me confundieron con la dependienta. Esa mañana me había preparado para que fuera la guinda de este pastel, el final de todo el proceso que ha seguido una novela cuyas primeras palabras escribí en otro siglo. El epílogo de muchos días diferentes: unos de escritura, otros de reposo y olvido, muchos de corrección, otros de tomar decisiones drásticas. Con ella he vivido millones de emociones, desde ver cómo se encaramaba a los primeros puestos de las listas digitales a cómo los abandonaba a la misma velocidad. De pasar de ser un ebook de una de las miles de autoras que deciden un día subir sus libros a una plataforma como Amazon a ver mi foto entre los rostros de autores a los que admiro mucho en el catálogo de Ediciones B. De hablar con los lectores solo en privado a hacerlo sentada detrás de una mesa, en un encuentro tan bonito como fue el de LecturArte el pasado día 7.

En LecturArte (Azuqueca de Henares)

Feria del Libro de Guadalajara 2014.

En La Livrería, reunión de autoras, lectoras, blogueras y enamoradas de los libros.

Con María José Moreno, compañera de aventura, amiga y escritora a la que admiro muchísimo.

Con Meg Ferrero en La Papelería de Pilar, en Cabanillas del Campo. 


No se puede resumir esta experiencia en unas líneas, aunque si busco una palabra para calificarla quizá sea intensa. Muy intensa.

Ayer pensaba que ya estaba, que todo lo que podía dar de sí la aventura se quedaba en los ejemplares que están diseminados por las tiendas y que, poco a poco, irán encontrando la estantería personal para la que están destinados. Algo que en muchos casos será una historia desconocida para mí. Sin embargo, aún queda otro capítulo.

La Feria del Libro de Madrid.

He ido muchas veces pero siempre como lectora, como espectadora de las experiencias de otras personas que, como yo, eligen la soledad de un teclado o el refugio de un cuaderno para inventar historias que pacientemente transforman en novelas. Me ha encantado pasear por el Retiro, mirar libros y libros y marcharme a casa con algunos (menos, siempre, de los que me gustaría pero mi economía es la que es, no la que me gustaría en días así). En la Feria, además, he tenido la ocasión de conocer en persona a alguien que pasó de la virtualidad a convertirse en una gran amiga así que, ¿qué más se puede pedir?

Este año estaré al otro lado de una caseta, la de Ediciones B, dispuesta a poner en las manos de quien quiera mi novela. Será el viernes 13 (mi número, siempre), de 7 a 9, y espero no estar sola para que disfrutarlo, como me he propuesto que sea cada renglón de este libro vital, se escriba con buena letra.


¡Os espero!

5 comentarios:

  1. Disfruta mucho!! Pero mucho-mucho, eh?? Besos.

    ResponderEliminar
  2. Dos horas que -antes, durante y después- darán para soñar, disfrutar, sonreír, vivir, recordar el camino recorrido y aventurar de manera optimista y positiva lo que puede venir después.
    Felicidades por estar ahí, por recorrer un gran paso más y por el reconocimiento que supone a tu valía como escritora!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me alegra mucho que estés tan contenta y dispuesta a disfrutar de estas alegrías que te mereces, Mayte. Espero que sigan y sigan, y si Dios quiere, poder estar alguna vez en una de tus presentaciones.

    Un abrazo y que sigan los éxitos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bien Mayte! me alegro un montón, es una noticia estupenda. Me encantaría ir, a ver si podemos escaparnos
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias chicas. Sé que está complicado pero ojala pudiérais acompañarme.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?