jueves, 2 de abril de 2015

ENTRE DOS BANDOS DE LAURA NUÑO


Sinopsis:

A Lucía de Galán, la bella y jovencísima hija del marqués de Luengo, le ha llegado el momento de conocer a su prometido, el duque de LaFontaine, con quien su cruel y malvado padre la obliga a casarse. El apuesto duque no solo es francés, enemigo de la Patria, sino también un feroz cazador de guerrilleros. La disyuntiva se presenta porque la dulce Lucía, siempre preocupada por hacer justicia y proteger a los más débiles, ha estado ayudando a los guerrilleros de Velilla de San Antonio a luchar contra el bando enemigo. Sin embargo, el duque se presenta como un hombre justo y ecuánime, seductor y comprensivo, y ni siquiera pretende hacer uso de sus derechos de alcoba. ¿Podrá alguna vez confiar en él? ¿Se dejará Lucía arrastrar por la pasión que prometen sus ojos? Sus primeros días de casada la empujan a un torbellino de emociones y dudas que amenazan su lealtad y su oscuro secreto. Pero el duque también oculta algo a su joven y chispeante esposa...

Mis impresiones:

No sé desde cuándo está en mi Kindle. Hay novelas que me llaman la atención, las compro y después me enredo con otras y se me olvida por completo que están ahí, esperando. A la novela de Laura Nuño le pasó eso, se fue quedando atrás y fue hace unos días cuando volví a darme cuenta de que la tenía. Me apetecía ahora una historia de esas que te dejan con una sonrisa y me puse con ella.

Entre dos bandos entrelaza varias tramas que encuentran una perfecta resolución al final. La protagonista de esta novela es Lucía, la bellísima hija del marqués de Luengo. Su padre le ha prometido su mano al duque de LaFontaine, un desconocido para ella, al que no ha visto en los tres años que hace que dura su “noviazgo”. Contra todo pronóstico, cuando Lucía se encuentra cara a cara con Gabriel, no nota el rechazo que lleva años anidando en su interior, sino que se siente profundamente atraída por él. El matrimonio de conveniencia, concertado por su padre porque está en la ruina y el patrimonio del duque parece su salvación, se acaba convirtiendo en una apasionada historia de amor entre los dos jóvenes. Gabriel promete a Lucía que le dará todo el tiempo que necesite hasta que se enamore de él, pero en realidad no haría falta porque Lucía ya le ama.

Completando la historia de amor, que es el centro de la trama, Laura ambienta todo en los años de la Guerra de la Independencia, en poblaciones cercanas a Madrid (Arganda, Loeches, incluso Alcalá y Velilla de San Antonio, donde sitúa la finca familiar, Los Humedales). Los guerrilleros que se opusieron a las tropas de ocupación francesa están presentes en la historia, algunos de la invención de la autora y otros reales, como El Empecinado, y su oposición a los franceses tendrá también importancia en la trama.

Los personajes están todos bien desarrollados. El cruel marqués de Luengo, el padre de Lucía, es un maltratador al que su mujer y su hija temen y detestan del mismo modo. Por eso no cuestionan su decisión de casar a Lucía con un extraño; dentro de lo que cabe, la llegada del duque parece un alivio para la muchacha, pues su padre no la tocará para que Gabriel no sea consciente de las constantes palizas que le da desde la infancia. Magdalena, su mujer, que también oculta un secreto del pasado, será sin embargo quien cargue con ello, quien reciba los golpes. Danielle, el ama de llaves amante del marqués, curiosamente actuará de salvadora de Magadalena. Y conoceremos a Miguel, el rudo hombre de confianza de Gabriel, a Antonio, a Juan... Y, por supuesto, los dos protagonistas de esta novela, Gabriel, el duque, y Lucía, que viven una historia de amor dulce, con sabor a chocolate espeso con canela. Si sois románticos empedernidos, algunas escenas os encantarán.

Es necesario llegar al final de la novela para descubrir que el título está perfectamente elegido, aunque tengo que confesar que no me sorprendió el último giro porque yo misma lo hubiera escrito así. La autora va dejando pistas a lo largo de la narración que no se me pasaron por alto y me parecía el final más coherente y el mejor para esta novela.


Felicidades a Laura, la química que ha creado entre los protagonistas es perfecta. Quizá he echado de menos algo más de “crueldad” teniendo en cuenta los tiempos convulsos en los que se desarrolla la trama, pero al fin y al cabo esta es una novela de amor, ¿no?

1 comentario:

  1. PUes no la conocía. Y aunque falte esa crueldad que quizás le hubiera dado más realismo a la trama, me has dejado con ganas de leerla. Además, de crueldad últimamente voy bien servida, que llevo una rachita de novelas...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?