lunes, 23 de mayo de 2016

¿SER ESCRITOR ES UNA PROFESIÓN?



Leo que la de escritor no es una profesión. Después de los primeros minutos de desconcierto constato que es completamente cierto. No lo es. No hay escuelas donde te den un título con el que avalar conocimientos, todo lo más, talleres sin ningún valor académico. Por lo tanto, no es extraño que no sea considerada en ningún momento una profesión, máxime cuando vivir de escribir es un privilegio vetado a la mayoría de los que se empeñan en entender el mundo reflexionando con palabras, creando historias que en muchos casos solo son metáforas de la realidad.

Esas metáforas que a veces, por más sencillas que sean, a muchos se les escapan...

Un escritor no hace nada heroico, no se levanta cada día con un horario estricto ni se juega la vida cuando sostiene la pluma o teclea en el ordenador. No produce bienes de primera necesidad.

¿Cuál es el rendimiento en términos tangibles que se extrae de una novela? Para los demás, quizá el libro, si llega, colocado en una estantería. Para el mismo escritor, si no es un éxito rotundo de ventas, ninguno. Lejos quedan los libros que cambiaron el mundo, los que traían ideas nuevas que cambiaron la forma de entender la sociedad. Los que provocaron revoluciones y derribaron hasta los cimientos de algunas creencias arraigadas durante siglos. Por los que se mató y se murió. Ahora, lo que se publica repite esquemas, vuelca las mismas historias una y otra vez solo con el leve retoque de la voz personal del autor y eso, con suerte, cuando el autor la tiene.

¿Por qué escribimos entonces?

Yo no sé por qué lo haces tú.

Solo sé por qué lo hago yo.


7 comentarios:

  1. Yo hay días determinados en los que no sé contestar a determinadas preguntas :)

    ResponderEliminar
  2. Si solo es una profesión lo que está reconocido como tal, yo no soy profesional de nada y sin embargo mi vida está llena.
    He sido y soy, ante todo, madre. Primero de día hijos propios y luego de tres como madre sustituta varias horas al día, y ahora de abuela.
    La que lleva la casa desde hace casi 38 años (no me gusta de ama de casa)
    He colaborado en colegios, AMPAS, asociaciones sin ánimo de lucro, y muchas cosas más.
    Me he metido en más charcos de los que podía abarcar.
    Cual es mi profesión?
    La tuya, sin duda, escritora te las buenas.

    ResponderEliminar
  3. Pues mira que si yo tengo que ponerme un cartel, me voy a poner, sobre todo el de lo que más me gusta ser: madre de mis hijos. Y es verdad, eso no tiene título.

    (Una vez, en el banco, la muchacha que estaba en la ventanilla me puso como profesión ama de casa y se llevó una bronca de las gordas, me gusta menos que a ti)

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo una amiga que siempre dice cuando le preguntan su profesión: madre 😃

      Eliminar
  4. Yo estoy con Pilar en que, más que una profesión, puede considerarse un oficio (un modo de ganarte la vida en algunos casos, un modo de entender la vida, una afición.. ) duro y solitario. Yo os admiro mucho porque mi padre era médico y escritor y se pasaba la vida trabajando, escribiendo y viajando para dar conferencias. Escribir bien es muy, muy difícil. Y transmitir y llegar a tocar la fibra del lector, también. Y tú lo sabes hacer, Mayte.
    Un beso :-)

    ResponderEliminar
  5. Para mí, querida Mayte, es una forma de entender la vida. Si habitara en una isla desierta, creo que seguiría escribiendo.
    No escribo para los lectores, sino para dotar de vida a los personajes.

    Rafael

    ResponderEliminar
  6. Yo estoy convencida de que no lo elegí. Si tengo un mal día, se pasa en cuanto me entierro entre papeles e historias y se me olvida. Si tengo uno bueno, disfruto como una enana, aunque el resultado sea para tirarlo.
    Yo sé que escribo porque lo necesito. Así de tonto. Porque es una medicina para mí.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?