miércoles, 15 de junio de 2011

GENTE TÓXICA

Leyendo El viaje a la felicidad, de Eduardo Punset, me he encontrado con una definición que me ha impactado. Gente tóxica. Lo aplica a las personas que tienen la capacidad de enrarecer el ambiente con su incapacidad para trabajar en equipo. En estos días he pensado que conozco a algunas de estas personas, aunque no en el trabajo sino en el día a día. Se quejan siempre de que son un imán para las desgracias pero, poco a poco, he ido constatando que no se trata de magnetismo. Es su propio reflejo el que contamina el ambiente, lo enrarece y lo distorsiona, de modo que, no tardando mucho, acabarán experimentando la soledad. La infelicidad la viven a diario, la contagian a quienes se les acercan. Son personas tóxicas y dañinas porque se empeñan en que sus defectos son siempre los de otros. Yo, por mi parte, he decidido darle al botón de suprimir cuando tropiezo con ellos. No sea que algo se pegue...

5 comentarios:

  1. ¿Gente toxica? Pues sí, es bueno saber identificarla para salir corriendo. Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Hola buenas noches, si que es curiosa la expresión pero tiene mucha razón, gente así las tenemos a nuestro alrededor constantemente, creo que lo mejor es ignorarles.

    Tienes algo en mi blog, espero que te guste.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Maite, tienes que hacer como he echo yo, ponerlo en el blog y elegir a 12 blogs que tu quieras, poner sus direcciones y avisarles para que lo sepan, mas o menos como he echo yo, si te fijas puedes hacerlo como yo he echo, espero que te haya ayudado un poquito.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  4. Pues nada... a alejarse de toda esa gente que lo único que hace es hacer daño.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo malo es cuando no te queda más remedio que respirar a su lado.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?