lunes, 16 de abril de 2012

CARTA DE UNA DESCONOCIDA de STEFAN ZWEIG


Sinopsis:
Un afamado y mujeriego escritor no reconoce la caligrafía de la carta que recibe una mañana. Para su sorpresa, la remitente es una mujer desesperada, dispuesta a declararle, antes de morir, su amor secreto y casi obsesivo, escondido durante muchos años.



Llevaba tiempo queriendo leer algo de este autor, porque siempre que leía sobre sus libros todo eran halagos. Sin embargo, no había tropezado con él. En realidad fue una absoluta torpeza mía porque el libro no he tenido ni que comprarlo: estaba en mi propia casa.

Hace años, con un periódico, venían unos libros, una colección que se llamó "Clásicos del siglo XX". Son unos libros encuadernados en pasta dura que coloqué en una estantería de casa, en la habitación de mi hijo. En estantería que está bastante mal situada para ver los títulos de los libros si no te asomas a propósito. Y para hacerlo hay que subirse encima de una mesa, lo que no es demasiado sensato. Nunca les he hecho mucho caso, sobre todo porque varios eran títulos repetidos, novelas u obras de poesía que ya había leído. Este pasado fin de semana, haciendo limpieza de trastos (juguetes básicamente) mis ojos se posaron en la estantería. Le hacía falta sacarlo todo, limpiar y revisar. Cuando, después de trepar, los libros fueron pasando por mis manos fui recordando experiencias lectoras. Hasta que tropecé con Carta de una desconocida. ¿Cómo es posible que nunca me hubiera fijado que lo tenía? ¿Por qué no lo leí? Eso lo sé. Por la fecha de edición, cuando llegó a casa, una de dos, o estaba al final de un embarazo difícil o ya tenía un bebé en mis brazos, con la consiguiente merma de tiempo libre que supone. No es fácil leer mientras estás cambiando pañales.

Las sensaciones de la lectura de esta Carta de una desconocida, no han podido ser mejores. En serio. El relato es sencillo y muy corto, no creo que completase una hora de lectura, pero me ha inundado de emociones. Siempre digo que los libros tienen sus momentos y creo que este ha llegado en el mejor. Lo he vivido, me he plantado en la piel de la protagonista, he sido capaz de entender su obsesión, aunque racionalmente sea una locura y harto imposible. Los delirios del amor no duran tanto como para llenar una vida, eso es más locura.

Nunca sabemos los nombres de ninguno de los protagonistas porque, en realidad, no interesan. Sólo nos interesa esa historia de amor y olvido, ese dolor de la protagonista, que no ha sido capaz de amar a nadie más que él en su vida. Ha sacrificado todo por un sentimiento que nació cuando no era más que una niña de trece años.

El vocabulario del relato es muy sencillo, sin grandilocuencias y el uso de diferentes tiempos verbales hace que nos convirtamos en la mujer que sufre y ama o en aquel que recibe la misiva. Sólo en cuatro párrafos, los dos primeros y los dos últimos, el narrador sale de la historia, usando la tercera persona. Es aquí donde conocemos al escritor: primero su desconcierto al encontrarse con la carta y finalmente la tristeza de no ser capaz de recordar con claridad a quien tan intensamente le amó. Me guardo un detalle que descubriréis nada más empezar a leer, pero es que creo que ya he contado bastante. El desencadenante de la carta, la razón por la que la desconocida decide ponerse en contacto con el escritor y, por supuesto, el final.

Insisto. Leedlo. Espectacular

25 comentarios:

  1. He leído este libro hace poco tiempo llevada por la recomendación de algún blog y de los comentarios siempre favorables que le han acompañado. Y descubrí como tu con sorpresa que lo tenía en casa, probablemente de la misma colección que el que tu tienes.
    Me ha pasado con él algo que suele ocurrirme cuando empiezo un libro con muchas expectativas y es que luego su lectura no me depara tanto como me esperaba.
    Me ha gustado pero no puedo decir que me haya encantado, no he conseguido "creerme" ese amor tan incondicional e inamovible durante tantos años. Lo comprendo en la adolescente pero me resulta bastante difícl aceptar la renuncia a otra vida a favor de ese amor imposible.
    Quizá debería quedarme simplemente con la belleza del sentimiento, con el ideal del Amor con mayúsculas pero no he sido capaz.
    ¡Lástima no haberlo descubierto hace unos cuantos años!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No tienes que decirme nada más. Voy a hacerte caso y lo voy a leer. Ya te contaré qué tal me ha parecido. Qué emocionante me ha parecido tu reseña. Me has dejado intrigadísima.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Que estupendo comentario! Me has dado unas ganas tremendas de releerlo!! Lo cogi hace bastantes años y me gustó mucho. Tal vez sea momento de recordarlo. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Paloma, yo tampoco me creo esos amores que perduran en el tiempo, la pasión de la que habla. Creo que después del principio los sentimientos se serenan, básicamente porque el enamoramiento no son más que reacciones químicas, drogas que nuestro organismo segrega y nos provocan ese estado mental. El siguiente paso, el amor que perdura, lo da el conocimiento de la persona, el tener cosas en común, el cariño y el respeto. En esta historia eso no existe y por eso he entendido que es más una obsesión que amor.

    Sin embargo, me ha parecido muy emotivo en todo momento, hasta se me ha escapado alguna lagrimilla.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Sandra, es tan corto que no te va a llevar mucho tiempo leerlo. Además, te arrastra.

    Seguro que si lo lees, nos lo contarás.

    besotes

    ResponderEliminar
  6. Xula, veo que lo leíste hace tiempo. Yo no entiendo cómo me lo pude saltar tantos años teniéndolo tan cerca.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Tengo pendiente de leer este libro y otros de Zweig. Sólo he leído "Ardiente secreto" que me gustó pero por lo que he leído es uno de los más flojillos. Con esta fantástica reseña todavía me has dejado con más ganas. Cuando acabe un poquito con mis compromisos lo leeré. Me alegro mucho que lo disfrutaras tanto.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ohh me sonaba el titulo pero no había leído nada sobre él... Queda fichado! ^^

    ResponderEliminar
  9. Hace tiempo que quiero leer algo de este autor, lo descubrí cuando empecé a visitar blogs literarios y en todas las reseñas coinciden en recomendarlo, tengo algunos de sus títulos anotados éste entre ellos
    besos

    ResponderEliminar
  10. Yo tengo intención de leerlo en cuanto saque un ratillo que aún no me he estrenado con este autor del que tantas maravillas he oído hablar (salvo la biografía de María Antonieta que leí hace años)
    besos

    ResponderEliminar
  11. Lo tengo apuntado hace meses. Seguro que lo leeré en un momento u otro. Un beso, Mayte.

    ResponderEliminar
  12. Lo lei no hace mucho tiempo y al igual que a ti me gustó mucho. Yo tampoco creo en esos amores tan perpetuos, pero como tu me quedo con la carga de sentimientos que contiene, besos

    ResponderEliminar
  13. Lo leí hace años y me encantó. Una lectura maravillosa. Y desde luego tu reseña también lo es. Este fin de semana me he reencontrado con el autor después de mucho tiempo. Y ha vuelto a engancharme igual. No pude soltar el libro hasta que lo terminé, que también era cortito.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  14. Yo tengo este libro en casa, y nunca he probado este autor... ¡Tengo que leerlo cuanto antes!

    ResponderEliminar
  15. Marga, este libro es tan corto que se puede "colar" entre tus lecturas sin armar un estropicio en los planes previos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Eterna Lolita, fíchalo. Seguro que no te arrepientes.

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Tatty, a tu velocidad de lectura no te va a llevar ni la hora que empleé yo. Está cargado de melancolía y de sensaciones. Invita a pensar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Laky, a mí me pasaba lo mismo, quería estrenarme con este autor y ha sido un descubrimiento. Me han soplado que hay hasta una película pero, como siempre, también me han dicho que el libro es mejor.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Koncha, este libro es tan corto que no tengo ninguna duda: cuando lo tengas en tus manos caerá.

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. La vieja encina, es cierto que los amores eternos son un imposible pero soñar que algo es posible tiene su punto. Aunque en este caso es un punto bastante amargo.

    Besos

    ResponderEliminar
  21. Margari, me queda otro relato de él por leer, Leporella. Es también corto y dentro de poco lo leeré.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Shany, yo no entiendo que se me pasase que lo tenía. A veces las cosas buenas las tenemos muy cerca y nos pasan desapercibidas.

    Un besote

    ResponderEliminar
  23. Debí leer la misma edición que tu, porque también estaba "Leporella".
    Me gustó mucho más "Carta a una desconocida", es corto pero muy intenso, y consigue hacer llegar los sentimientos de esta mujer.
    Lo mejor la narración.
    Te recomiendo "novela de ajedrez", y aunque no lo he leído dicen que no hay que perderse "Mendel el de los libros".
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Blanca, creo que sí, tenemos la misma edición. Lo leeré en cuanto pueda. No sabes mi lista de espera lo laaaarga que es.

    Besos.

    ResponderEliminar
  25. ¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
    La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
    Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
    Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
    Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
    Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
    De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
    Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
    Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
    Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
    ¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
    ¡Larga vida a sus obras!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?