jueves, 12 de abril de 2012

ECOS EN LA RED

En este blog siempre he reservado espacio para los libros autoeditados, consciente, por mi propia condición, de lo complicado que resulta llegar al público cuando no tienes detrás de ti gente que empuje tu proyecto y que lo haga visible a ojos de los demás. No lo he hecho sólo por esa razón. Existe otra más poderosa. Entre los autoeditados hay gente con mucha calidad que merecen nuestra atención y obras cuya lectura nos puede aportar muchas cosas positivas.

Curiosamente, con quien menos he insistido he sido conmigo misma. Salvo en el caso de mi última novela, El medallón de la magia, cuyo proceso de publicación pudisteis seguir paso a paso, en los otros casos, los ecos en la red de las novelas se han quedado ocultos en una de las páginas de este blog. Hoy quiero hacerlos visibles, compartirlos porque me he dado cuenta de que ya son unos cuantos.

La arena del reloj es casi protagonista de esta página. Es una novela-biografía muy diferente a cualquier otra cosa que hayáis podido leer, sé que muchos ya sabéis de lo que hablo. Me siento orgullosa de este libro por lo que significa en mi vida, lo que contiene, lo que me ayudó en su momento y las oportunidades que me ha ido brindando desde que decidí, tal vez de manera inconsciente, dejarlo accesible. Me devuelve, siempre, más de lo que puse.

Su chico de alquiler, a pesar de la sencillez de la historia, para mí tiene la enorme importancia de haber sido la pionera. Su atractiva portada me hizo visible para los blogs y sé que hay muchas personas que han pasado un buen rato leyendo una historia ligera, un chick lit muy cortito que sólo tenía la ambición de entretener.

Esta página de mi blog, EN OTROS BLOGS, os llevará a lo que os cuento. En ella he ido recopilando las reseñas que han salido y alguna que otra cosa que en su momento me llamó la atención.

6 comentarios:

  1. La red muy pronto estará llena de más reseñas y comentarios sobre tus libros. Yo he leído los tres, y no tengo ninguna duda que este año te dará muchas sorpresas. Son unos libros muy buenos y totalmente diferentes. No tengas miedo de hablar sobre tus libros, los escritores tenéis que dar a conocerlos y más si no hay el respaldo de una editorial, pero nosotros en los blogs también te ayudaremos. Hay libros muy buenos que merecen ser conocidos.
    Ánimo y a por ese medallón, jeje.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Así me gusta. A hablar y presumir de tus libros. Que les tiene que dar más el aire. Y sólo he leído uno pero ya tiene un rincón muy especial en mi memoria. Todavía tengo que disfrutar de los otros.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Marga.

    Mis libros parecen estados de ánimo, diferentes por el momento en el que fueron escritos, ese reflejo que siempre digo que nos devuelve el espejo de la entrada.

    El cuarto, el que está terminado y en proceso de reposo... tampoco se parece.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Margari, gracias. Me cuesta mucho más de lo que os podáis imaginar.

    Espero que disfrutes de los otros.

    ResponderEliminar
  5. Descubrí el mundo de los autopublicados hace muy poquito y, sinceramente, me llevé una gratísima sorpresa. Estaría horas hablando sobre lo injusto que es ser bueno dentro de este mundillo y que no sirva para nada. Me conformo con saber que soy una privilegiada por tener la oportunidad de descubrir libros tan maravillosos como los tuyos.

    Por mi parte, seguiré haciendo eco en mi blog sobre vuestras pequeñas joyas literarias.

    Muchísimos besos.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por asomarte a mi ventana. Me quedaré también por aquí, entre tus espejos, donde reflejas perfectamente una nueva realidad; el efecto de la Generación Kindle.
    Nos vemos por la blogo.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?