jueves, 23 de agosto de 2012

MORBO INNECESARIO

Este post fue escrito el 23 de julio.


Hoy, en televisión, he visto algo que me ha revuelto. La noticia era una de esas que aparecen en todos los telediarios de verano para rellenar: estadísticas sobre víctimas en la carretera. Para ilustrar el reportaje, nada mejor que un primer plano de una moto siniestrada y de los pies de la persona que yacía muerta en el suelo. No he podido sentir nada más que rabia. Al momento, como si quisieran activar todavía más mi mala leche, han puesto otro primer plano de la persona tapada con una sábana, pero se seguían viendo sus deportivas.

¿Nadie les dice a los periodistas que debajo de esa sábana hay una persona? ¿Les cuesta entender que esa persona tiene familia y amigos? ¿No piensan en el dolor que esa imagen de relleno puede generar?

Las lágrimas han hecho su aparición.

Hace unos años tuve la mala suerte de conocer a una persona que murió frente a una cámara de Tele Madrid. Estaba compitiendo en una carrera ciclista, el Critérium de Fuenlabrada de 1996, y un espectador descerebrado cruzó la calle a la vez que él entraba en la meta. El golpe, brutal, los envió a ambos al suelo. Mientras el espectador resultaba herido, mi amigo, 26 años, ciclista profesional, usual en la vuelta a España, participante en el Tour de Francia, una persona con un futuro prometedor, un adulto que algún día había sido un niño con el que jugué, dio con su cabeza en el asfalto. Su agonía fue recogida por una cámara y su sufrimiento reproducido montones de veces en los días siguientes (incluso he visto las imágenes años después) sin que a nadie se le pasase por la cabeza que al otro lado de la pantalla posiblemente estarían sus amigos, sus padres, su novia… La noticia se prolongó en el tiempo porque sus padres donaron sus órganos y cada vez que hablaban del gesto altruista, aprovechaban para repetir esas tremendas imágenes que me hacían cerrar los ojos. Me recuerdo gritándole a la televisión y recuerdo que me enfadé tanto que acabé escribiendo una carta a El larguero, que leyeron en el programa. Les hice reflexionar sobre lo que a veces es información y lo que roza lo no ético.

Creo que todo el mundo se merece algo de dignidad en sus últimos minutos y que la noticia se podía ilustrar con una foto suya (que era muy guapo) o simplemente con imágenes de él corriendo o sonriente tras ganar una etapa.

Creo que hoy, con la moto destrozada, hubiera sido suficiente.

José Antonio Espinosa (1969-1996).

13 comentarios:

  1. La verdad es que se pasan. Y lo hacen porque el morbo vende, es así, aunque sea una gran pena.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Parece que la costumbre de televisar imágenes gráficas es muy común en España. Yo, que he vivido en varios países extranjeros, he oído muchas veces comentar a la gente esta particularidad de las noticias españolas. En Australia, donde vivo, se transmite en diferido el Telediario de la 1 cada día en uno de los canales principales del país, a las 8:30 de la mañana. A menudo, antes de iniciarse el programa, se avisa a los telespectadores que el programa que van a ver contiene imágenes que pueden herir la sensibilidad del público.

    ResponderEliminar
  3. Hola amiguita!! por aquí he vuelto! ¿cómo estás?
    Pues coincido en opiniones. Creo que en lugar de atraer atenciones con un trabajo bien hecho, lo que pretenden es hacerlo con una foto que remueva intestinos ... patético.

    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
  4. No puedo estar más de acuerdo contigo y recuerdo perfectamente las imágenes y el hecho que comentas en la entrada, es una pena que esto sea lo que más vende
    un beso!

    ResponderEliminar
  5. Desgraciadamente, es el pan nuestro de cada día y el problema es que al público le va al morbo y por eso los periodistas tiran de él para crear audiencia, aunque sea un informativo. Hace un par de veranos, la DGT apostó por hacer anuncios donde se hacía incapié a la tragedia, y aunque eso pudiese conseguir concienciar a los conductores, siempre pensé que era algo muy cruel para los familiares de tragedias reales.
    Recuerdo las imágenes de tu amigo. De hecho, son difíciles de olvidar para alguien a quien no conocía y por eso puedo imaginar lo que siente su familia.
    Bienvenida de nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Recuerdo las imágenes de tu amigo. Para no recordarlas, que fueron tantas veces puestas... Y cada vez que las ponían, por mi mente cruzaba tu misma reflexión. Parece haberse perdido el respeto, parece que la sensibilidad a la hora de transmitir una noticia se ha perdido. Prima más el morbo que pensar en todos los familiares y amigos a quienes esas imágenes están haciendo daño. El buen periodismo se está perdiendo.No hace falta regodearse en una escena para dar una noticia. Pero parece que la ética está siendo una asignatura pendiente en el periodismo de hoy día.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Basicamente pienso como tú. Cada vez que salen imágenes así quito la televisión, porque siempre hay personas detrás. Cada vez que empiezan las campañas de distancia de seguridad, y emiten imágenes de coches estrellándose... una vez vi el mío. Así que no, no me parece nada bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Coincido plenamente contigo. Este tipo de noticias deberían ilustrarse de otra manera y no con el morbo como elemento principal. También recuerdo el caso de tu amigo, cuando lo vi en la tele lloré.

    Un beso shakiano!!

    ResponderEliminar
  9. Coincido completamente contigo! Mira que por acá donde vivo, hay un periódico de circulación diaria que es completamente amarillista. Por la parte frontal siempre trae un imagen grotesca ya sea de accidente u homicidio (sin sábanas ni nada) y por la parte de atrás a una chica de buen cuerpo en traje de baño o parecido.
    Y al final la gente lo compra precisamente por el morbo, pero es una pena verlo exhibido en los puestos de periódicos o que la gente lo vaya pregonando por ahí, porque como dices, nunca se sabe que es lo que siente la familia o amigos ante tales imágenes.

    Te mando un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo en tus dolorosas quejas, Mayte. Aborrezco el sensacionalismo y el morbo gratuitos, ya sean en tv o en otro medio
    informativo. Por desgracia, si ese tipo de imágenes se emiten es porque se consumen. Las malditas oledadas del EGM son las que priman. Hay que estar en la cresta de la ola a costa de lo que sea. Y ese "lo que sea", queramos o no, lo ven, lo escuchan o lo leen un número muy, muy alto de personas. Yo soy de las que hacen lo mismo que Silvia. No aguanto imágenes sobrecogedoras, si son reales, y cambio de canal en cuanto que aparece alguna. Un besito.

    ResponderEliminar
  11. Es una pena tener que ver y aguantar estas imágenes, tan solo porque a algunos les de morbo. Son imágenes de personas que se merecen un respeto, tanto para ellas como para sus familiares y amigos. Hay miles de formas de dar una noticia sin llegar a estos puntos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es horrible las cosas que utilizan para subir la audiencia. En EEUU, por ejemplo, no está permitido emitir en televisión imágenes semejantes, en el caso del atentando de las torres gemelas pocas fueron las imágenes que salieron en televisión donde se vieran a las victimas. En España, por desgracia, el morbo vende demasiado...

    ResponderEliminar
  13. Félicitations pour avoir l'un des blogs les plus sophistiqués que j'ai rencontré dans quelques temps! Son incroyable combien vous pouvez vous éloigner de quelque chose de simplement en raison de la manière dont il est visuellement magnifique. Youve mis en place un espace de grands graphiques grand blog, vidéos, mise en page. elespejodelaentrada.blogspot.ru est certainement un blog à voir absolument!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?