viernes, 23 de noviembre de 2012

LA VIDA IBA EN SERIO. OBJETIVO EDITORIAL: VENDER, POR SUPUESTO.


              El otro día, paseando por TW, descubrí que Jorge Javier Vázquez, el presentador de T5, ha escrito una novela. No me había enterado porque sigo muy poco la televisión, y mucho menos programas como el que conduce, y además hace algunas semanas que anulé mi perfil en Facebook. Se puede decir que estoy incomunicada del mundo, salvo por la ventana de Twitter, donde me asomo de vez en cuando. No es que me sorprendiera que un presentador de televisión haya hecho su incursión en la literatura (ni es el primero, ni será el último), me sorprendió la reacción de la gente.

               En mis contactos de Twitter hay básicamente personas relacionadas con los libros y la noticia no es que haya sido recogida con demasiado entusiasmo, más bien al contrario: noté cierto tono no muy agradable en algunos comentarios. ¿El motivo? Supongo que a la gente que escribe le parece intrusismo por parte de alguien que aprovecha el tirón mediático de su trabajo para exponer una obra de la que, sin haber leído una sola línea, calificaban de oportunista.

Vamos a ver. 

               El mundo editorial es un NEGOCIO. Como tal, está encaminado a obtener beneficios, por lo que cualquier circunstancia que sirva para que el producto que se pone en el mercado se venda es lícito aprovecharla. Un libro de Jorge Javier Vázquez, sobre el papel, antes incluso de escribir una sola línea, cuente lo que cuente, tiene más posibilidades de vender que, por ejemplo, uno mío (no voy a entrar en los de nadie más, sirvo como ejemplo). Sin tener en cuenta nada más. Sin hablar de calidad literaria, ni de tema, ni de pervivencia de lo que cuenta en el tiempo… Ni siquiera hace falta que sea literatura. Es un producto, tiene el soporte de una campaña de marketing que se aprovecha el tirón que supone estar en la primera línea de los presentadores de televisión. Me pregunto qué haría cualquiera de las personas que el otro día lo criticaban si se encontrase en su posición. Apuesto lo que sea a que no dirían que su ética les impide publicar porque parten con cierta ventaja frente a los que no tienen a nadie detrás. Apuesto y seguro que gano…

               Seamos serios.

               Hasta hoy no he sabido nada de nada del contenido del libro. Lo más importante, las palabras que incluye, se han quedado disueltas en el debate sobre si está bien o mal que se publique. Por eso he investigado y he averiguado que se trata de una especie de biografía que en muy poco tiempo ya ocupaba el séptimo puesto en la lista de Amazon. Tampoco parece muy profundo, pero quién soy yo para hablar de eso, que mi libro más conocido es precisamente la biografía de una persona anónima, La arena del reloj.

               Faltan dos cosas.

               Primera: leerlo para poder opinar con criterio.

               Segunda: averiguar cuánto tiempo aguantará en las primeras posiciones. Cuando durará el tirón.

               Lo sabremos con el tiempo.

               Sobre lo de leerlo, me temo que tengo demasiados pendientes, no ha despertado lo suficiente mi curiosidad y, además, hay algo que no me inclinará a comprarlo: el precio. He visto que el ebook cuesta 13,99€. Me parece exagerado. Volvemos al eterno debate del precio de los ebooks: puede que 1€ sea muy poco, pero desde luego que 14 es desorbitado.

Imagen sacada de la red

12 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo, se trata de un negocio. De todas formas, para criticar un libro o a un autor, primero hay que leerse su obra, no? Aunque, en este caso, como se trata de un personaje muy conocido, supongo que si te cae como una patada pues es sencillo saber que no vas a leer sus libros y que te parece espantoso que haya publicado nada. Pero por una cuestión de simpatía, me imagino. Y sí, el precio del e-book es demasiado, aunque yo creo que este hombre va a vender muchísimo, mira que te digo. Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Buenos días
    Este señor es licenciado en Filología Hispánica por la UB, pero por su condición de presentador-personaje de programas de televisión infumables, no le da derecho a tener la plataforma publicitaria que a otros escritores les está negada.
    Aunque está claro que las editoriales están sanvándose el cuello, publicando a estas personas que nada tienen que ver con el mundo de la literatura y apuestan por ellos antes que con otros escritores no tan conocido pero que pueden escribir muchísimo mejor que él. Otro ejemplo es el señor Máxim Hertas, también presentador de programas del corazón, que ha publicado dos libros y los dos han sido super-ventas. Personalmente, no he leído a ninguno de ellos y aunque la curiosidad nos pueda, el precio tira para atrás.
    Por otro lado, si alguien que habitualmente no lee, compra estos libros, esperemos que alguna cosa buena puedan sacar de estas ecturas.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que no se le puede criticar sin haber leído la obra, igual nos sorprende y tiene talento pero ya de entrada tiene por una parte el beneficio de ser famoso que hará que mucha gente le compre directamente y parece que son la mayoría dado el puesto que ocupa pero por otro lado también su parte negativa que hace que otros entre quienes me incluyo le descartemos directamente...
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que es un libro que compra gente que habitualmente no suele leer. Gente aficionada al programa que presenta el autor. Jorge Javier tiene tirón mediático entre un sector de la población importante.
    Yo no veo ningún problema en que la gente le compre el libro. Yo no lo voy a hacer porque no me interesa nada, la verdad. Supongo que en un año estará entre los montontes de libros baratos, como los de otros autores famosos.
    Pero vamos, que no sé ni de que va el libro... lo mismo es la leche y estamos ante el próximo premio Cervantes! juas juas

    ResponderEliminar
  5. Pues sí, el principal objetivo es vender. Que una empresa se tiene para ganar dinero. La vida es así. No hay otra. Y no voy a criticar que aprovechen su oportunidad y escriban un libro. ¿Quién no lo haría? Otra cosa es que lo vaya a comprar, que va a ser que no. No me interesa mucho. Y con todo lo que tengo por leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. ¿Montamos un programa del corazón y contratamos a alguien que insulte, diga ¿vale? continuamente o se haga veinte millones de operaciones en la nariz para que luego respire por un churro? Pues creo que va a ser que no.
    Tenemos que seguir nuestro camino y disfrutar de lo que nos regalan con sus comentarios los lectores de nuestros libros o relatos. O blogs. ¿Lo otro? Pues que venda mucho. ¿Que si da rabia? Sí, por supuesto. Pero esa no es nuestra vida. Ni queremos que sea.
    Esos editores y ese lector no me interesa (ni yo a ellos, evidentemente), ahora que... estoy abierto, ¿estamos, verdad?, a otro tipo de editores (se llama Mayte Esteban y yo Luis Miguel Morales) y lectores, que los hay. De estos últimos conocemos nosotros a unos cuantos muchos...
    ¡Besazos, Mayte!

    ResponderEliminar
  7. Mira, Mayte, seguro que no se le puede criticar sin haber leido la obra, y por otro lado, tampoco me apetece nada leer lo que haya podido escribir alguien que no despierta en absoluto mi interés, así que mi postura es muy sencilla: ignorarlo. Ni siquiera sabía que había escrito un libro hasta que no he leido tu entrada. Verás, vamos a ver si me explico y tú me entiendes: para mí tiene cien veces más interés la vida de ese "personaje anónimo" protagonista de "La arena del reloj" (que para mí dejaba de ser anónimo a medida que iba leyendo), que cualquier cosa que nos pueda contar un tipo que es famoso por otro tema, no por el de la literatura. Me interesa la literatura de verdad, no las que nos quieran vender. Bastante cabreo tuve ya en su momento con la buena de Ana Rosa Quintana y lo poco o nada que le pasó tras haber reconocido que ella no había escrito ni una coma de su novela, como para dejarme deslumbrar por otro advenedizo con pretensiones cervantinas. Será muy buen presentador, no lo niego, en su estilo, que a mí me parece vergonzoso, pero como literato, está por ver, y como no me atrae, que me lo cuenten. Cuando haya leido veintisiete críticas o reseñas de gente con criterio, hasta igual me planteo leerlo, pero de momento, para nada.

    ResponderEliminar
  8. Está en los más vendidos sí. Tampoco me atraen los escritos por tertulianos o periodistas del corazón, ni presentadores, cantantes... aunque hay autores que se pasaron a tertulianos de corazón.
    Supongo que lo ideal es llegar sin prejuicios y valorar lo escrito.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. El ser famoso te abre muchas puertas, algunas las de la escritura. Es muy triste que por su fama su libro sea uno de los más vendidos, pero si no tuviera ese reconocimiento mediático y la gran campaña de marketing no vendería casi nada. Voy a llevar un poco la contraria y no me importaría leerlo, la curiosidad me mata, jaja, aunque con todo lo que tengo pendiente y a este precio no lo voy a comprar.
    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo contigo, Mayte. A estas alturas no sé cómo hay gente que se extraña del funcionamiento del sistema consumista capitalista en el que nos movemos. Lo que importa es el dinero, punto nº 1 del decálogo de toda empresa que se precie. Da igual que el libro del señor Vázquez sea bueno o no, que una tablet Yarvik tenga las mismas prestaciones que una ipad o que unas zapatillas pepotas sean más cómodas que unas Nike. La calidad importa un rábano. Vender. A costa de lo que sea. Y si ese señor vende , todo queda dicho. ¿Por qué no va a tener derecho a publicar lo que le venga en gana?

    ResponderEliminar
  11. Por lo que voy leyendo la verdad es que la gente se sorprenderá de leer un artículo para Pronto, revista en la que colaborada, de más de 100 páginas en la palabras como "follar" o "polla" aparecen cada 10 frases. El texto dejará patidifusas a las señoras del Corte Inglés a poco que lean lo sórdido de la historia de este individuo.

    ResponderEliminar
  12. Precisamente hoy una amiga me ha hablado de esta autobiografía novelada. Ella lee muchísimo, de todos los géneros, así que se acercó a este libro por curiosidad. Finalmente, me ha acabado recomendando la publicación. Jorge Javier no es santo de mi devoción, pero hay que dejar al personaje de la tele fuera y adentrarse en sus letras, sin prejuicios. Así lo haré cuando tenga ocasión. Por cierto, gran entrada, totalmente de acuerdo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?