sábado, 2 de febrero de 2013

DETRÁS DEL CRISTAL


Mentiría si dijera que esto está siendo fácil. Perseguir los sueños tiene la dificultad añadida de que son intangibles, que no se pueden agarrar con las manos y prenderlos a tu cuerpo, que se queden contigo para siempre.

En el camino se van dando pasos, algunos hacia adelante, y otros te obligan a retroceder, a pararte, incluso hay momentos tan complicados que puedes sentir la tentación de abandonar.

Merece la pena cuando encuentras manos a las que agarrarte, que tiran de ti cuando la tentación de sentarte a mirar el paisaje es muy fuerte.

Tengo un plazo, unos días más para dar por concluida la cuarta aventura, para dejar ya a mis personajes solos, que sean ellos, a partir de ese momento, quienes caminen. Me queda poco para presentaros a Ana y Andrés.

Y a Raquel.

Y a Pedro.

Y a Pablo...

Lo reconozco, estoy asustada. Reconozco que como Ana, me siento a veces más cómoda Detrás del Cristal.




16 comentarios:

  1. ¿Sabes que ayuda mucho a no abandonar nuestros sueños? Que alguien de vez en cuando te recuerde que vale la pena luchar por ellos.
    ¡Qué ganas de leerte de nuevo!

    ResponderEliminar
  2. yo ya sabes lo que opino así que no voy a desvelar nada aquí, solamente decirte que adelante porque estoy segura de que te va a deparar muchas alegrías y que todo el esfuerzo merece recompensa
    besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Mucho ánimo, Mayte! A mí siempre hacía mucha gracia cuando, antes de publicar, me decían "venga, que lo más duro ya está hecho..." No es cierto, lo duro no es escribir, eso es divertido, incluso a veces fácil, lo duro es exponerlo al público. Pero, ya sabes, vale la pena, es divertido, y enriquecedor... Así que, venga, ¡adelante con ello!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Gracias, chicas!

    Cuando estás a punto de dar un paso importante para ti, el miedo, las dudas, son lo más normal. Lanzarse al vacío sin sentir un cosquilleo en el estómago sería raro, ¿no? No seríamos humanos. O estaríamos más locos de lo que estamos.

    Claro que no voy a abandonar mis sueños, Mónica. Nunca. Aunque alguien se empeñe en robármelos, en dañarlos, ya me las arreglaré para seguir adelante ;)

    Tatty, respiro y sigo dándole vueltas a muchas cosas, pero ya me voy a estar quieta. Creo que la novela y yo lo necesitamos.

    Carmen, es verdad, esto es lo más complicado. Escribir es, para mí, el estado ideal. Esto que viene después es duro pero yo soy valiente.

    Hoy necesito mis manos de siempre, las que me han ido arrastrando en esta aventura cuando me atascaba, las que tuve cuando El medallón empezó su ciclo. Unas palabras de aliento que me llenen los pulmones de oxígeno y el alma de ánimo.

    No sé si será pedir demasiado...

    ResponderEliminar
  5. Creo que tienen que ser los momentos de más nervios. Cuando ya está a punto de nacer, cuando ya lo vas a dejar en el mundo, a ver qué pasa con él... Mucha suerte con tu nuevo proyecto! Que seguro que va a ser un éxito!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Otra pista sobre tu nueva novela. A pesar de lo escaso de la información estás creando mucha espectación. Por lo menos conmigo. Ánimo Mayte, hace mucho que ya no te puedes quedar a otro lado del cristal porque estás frente al espejo.

    ResponderEliminar
  7. Aquí estoy, impaciente por conocerlos. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Aprovecho para disculpar mi ausencia en vuestros blogs. Paso algunos ratos en las redes, pero medio volando. Ahora me centro en el último repaso.

    Hoy está siendo un día intenso: viaje, nieve, capítulos corregidos, una cama diferente, madrugón que me espera para volver a casa... Cuando el "niño" nazca no sé si podré llevar este ritmo, o si mis desvelos tendrán más que ver con cómo nos vaya el día.

    Me vuelvo a mi labor de corrección. Otra vez.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Yo estoy convencido de que esa novela va a gustar mucho, que va a suponer un importante paso en tu carrera.

    La cuenta atrás ha comenzado... ¡Es realmente emocionante!

    ResponderEliminar
  10. Imagino que debe ser un momento realmente difícil pero muy, muy emocionante que merece la pena vivir.
    ¡A por ese sueño cumplido!

    Besos

    ResponderEliminar
  11. Te entiendo tanto sólo que también admiro tu determinación. Te deseo todos los éxitos del mundo con esos tus personajes. :D

    Patito

    ResponderEliminar
  12. ¡Ay, chicas (y Enrique)! No sé si voy a lograr acabar. No es por tiempo, es porque no puedo dejar de pulir el texto para que se ajuste a lo que quiero.

    Bueno, sigo ahora mismo, llevo todo el día en ello, pero tenía que entrar para gritaros que estoy FELIZ. ¿Por qué? ¿Habéis visto que ha vuelto Patito? Patricia, se te echa de menos, a ti y a tu blog. No sabes la alegría que me has dado, saber que a pesar de que hace meses que estás ausente has encontrado cinco minutos para agarrarme de la mano.

    ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  13. Lo mejor del momento del miedo escénico es abrir los ojos y ver a un montón de gente esperándote para darte la mano.
    Estoy deseando conocer a tus nuevos personajes
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Ánimo Mayte! No tengas miedo que estos personajes caminaran muy lejos y te darán muchas alegrías. Sigue así y no dejes nunca de tener sueños por los que luchar.
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Me gusta lo que has escrito, mucho animo n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Jooo, qué nervios, mantennos al tanto vale? Biquiños!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?