miércoles, 2 de octubre de 2013

¿PERO QUÉ PASA HOY CON SU CHICO DE ALQUILER?

Hoy llevo un día loco con Su chico de alquiler, mi primera novela.

Esta mañana ha amanecido rozando el top 100 de Amazon en España (132) y me he puesto tan contenta porque después del verano que me ha hecho pasar, lleno de buenas noticias, no me lo esperaba.

Pero eso no ha sido todo. Como se ha puesto número 1 en juvenil, se me ha ocurrido poner un tuit, tan contenta.

A media tarde me he encontrado esto:


Yo no sé vosotros, los que escribís, pero yo con estas cosas me emociono, me embalo y escribo con mucha más energía. Hoy no ha sido un día en casa tranquilo precisamente, así que esta tontería ha contribuido a mejorarlo mucho.

Pero ahora, dando una vuelta por KDP como hago todas las noches a las nueve y media, he visto que había ventas en Italia. Se me ha ocurrido mirar en la tienda, por si alguien había hecho un comentario a la novela (me haría ilusión encontrar algún comentario en italiano, a ver si es cierto que he aprendido algo). Pues no, todavía no hay comentarios, lo que sí había era esto:


¡Toma ya! ¡Número 1 de todos los libros en español en Italia! ¡Flipante!

Me voy a ir a dormir feliz, he pensado. De pronto, he mirado a la derecha de la pantalla y...



Entonces ya si que me han entrado ganas de llorar. O de reír. O de saltar. O de ponerme a cantar.



De todas maneras tengo que decir que el día había empezado ya espectacular. En Twitter me habían dejado un mensaje de los que te dejan con la boca abierta. Tenía que ver con Detrás del cristal. Desde que no puedo ver las ventas lo único que sé de ella es que está perdida y yo también con ella. Perdida y desconcertada por el cambio de tendencia desde que yo no la controlo. Hemos pasado de todo a nada en cero coma y sin atisbo de recuperación. He llegado a pensar que ya no le interesa a nadie, así que encontrarme con un mensaje como los de los primeros días, cuando todo el mundo que se la leía me decía que no había podido dormir esa noche porque no podía parar de leer, me ha devuelto un poco la confianza.

Sé que tengo que tener paciencia, que tendré que esperar a ver cómo se defiende en papel para saber de verdad dónde la sitúan los lectores, pero yo no sé si es a mí sola, pero este año parece que va a cámara lenta.

Este es el tuit:


Mirad la hora a la que se ha ido a dormir Mery, la criatura. Y a las ocho estaba arriba como una campeona, que la he visto en Twitter.

Me voy a ir a dormir, feliz.

Espero que mañana nadie me despierte del sueño con una colleja, como suele pasarme a veces.

5 comentarios:

  1. Mañana? A seguir igual de feliz que te has acostado hoy!! Felicidades por las buenas noticias!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Sí que hace ilusión sí, no me extraña verte así, se me pone a mí también la sonrisa :-) ¿O debería decir que es piú emocionante? Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Y más feliz que debes irte todos los días, aunque no siempre puedas controlar tus novelas, aunque haya días que te parezca que están perdidas, recuerda que a muchos nos hecho pasar un buen rato y seguiremos ahí, poquito a poquito porque no hay tiempo, pero ahí estamos, y te recordamos con cariño por los buenos ratos de lectura, eso debería dibujarte una sonrisilla todos los días. Biquiños!

    ResponderEliminar
  4. No te he leído aún, porque de momento no leo en otro formato que no sea papel, pero no sé por qué, creo que me gustará tu obra!

    A veces estas cosas pequeñas (aunque muy grandes), nos alegran el día.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Saramaga, te lo digo a ti porque me consta que las demás ya lo saben, a principios del año que viene, Detrás del cristal saldrá en papel con Ediciones B, así que ya podrás leerme como te gusta.

    Espero que te guste lo que encierra esa historia.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?