lunes, 20 de enero de 2014

BAJO LOS TILOS DE MARÍA JOSÉ MORENO, YA ESTÁ EN CASA.

Ha sonado el timbre y a estas horas, en las que siempre reina la tranquilidad en casa, cuando nunca espero a nadie, me ha sobresaltado. Lo que tiene vivir en un lugar donde apenas tienes vínculos personales y ni uno solo familiar es que las visitas están contadas y programadas, así que, siempre que la campanilla anuncia a alguien, antes incluso de abrir la puerta, sé quién está al otro lado porque me han avisado previamente.

Por eso, mientras escribía como cada mañana, me he preguntado quién vendría a verme.

Era un mensajero.

Traía un paquete envuelto que no daba demasiadas pistas así que lo he abierto con impaciencia. Dentro, otro envoltorio que me ha costado abrir sin cargármelo y al final... la sorpresa de encontrarme con un ejemplar de Bajo los tilos, la novela de María José Moreno.


En realidad lo sabía, sabía que llegaría uno de estos días pero como vivo despistada se me había olvidado.

Ya lo tengo entre mis manos y son muchas las ganas que tengo también de leer esta historia, así que no creo que pasen muchos días hasta que me enfrente a él. Conozco la escritura de María José porque ya he leído La caricia de Tánatos (del cual hay reseña en el blog) así que la impaciencia se multiplica. Pero tengo que ser sensata y terminar los que tengo a medias, libros de los que os hablaré dentro de unos días porque este mes está siendo tan intenso, tan lleno de proyectos y noticias que apenas me queda tiempo para redactar reseñas. Haré algo diferente pero no voy a dejar pasar la oportunidad de recomendaros alguna de las lecturas que he encontrado que me han parecido muy buenas.

La sinopsis de Bajo los tilos, para los que no conocéis la novela, es la siguiente:

Elena fallece en el avión que la traslada de Madrid a Nueva York. Su familia no sabía que había emprendido ese viaje. Elena guardaba un gran secreto.

Cuando su hija María recibe la trágica noticia, se ve envuelta en una espiral de preguntas sin respuesta. ¿Qué hacía su madre en ese avión?, ¿por qué iba a Nueva York?, ¿por qué no se lo había contado a nadie?... Preguntas que la sumen en una difícil y tenaz búsqueda en el pasado de su madre hasta conocer sus más íntimos, oscuros y dolorosos secretos.

¿A que apetece?

Si queréis un ejemplar podéis conseguirlo en formato digital, en cualquiera de las más de sesenta plataformas en las que está subido este best seller, pero si sois más de papel, en cualquier librería ya está disponible. Si no lo tienen, me consta que se puede encargar. Si os pilla una lejos, también se puede comprar online. Os vais a hacer un auténtico regalazo.

5 comentarios:

  1. Lo leí este verano en digital, pero me haré con un ejemplar firmado en la presentación que María José haga en Córdoba, en esa puesta de largo que no me pienso perder (si no viene una apisonadora y me lo impide, jaja).
    Me hace ilusión tenerlo en las manos, porque no es una simple novela, es también la historia de lucha que hay detrás hasta llegar ahí y de la que en parte he sido testigo. Será la primera de la trilogía de las triunfadoras; la tuya y la de Mercedes Pinto vendrán detrás ;)
    Un beso a ambas! Bueno, a las tres!!

    ResponderEliminar
  2. Ohhh! Me alegra que ya lo tengas en tu casa y que lo disfrutes. Cuando llegue su momento la lees, con tranquilizada. Un besote

    ResponderEliminar
  3. Si llaman al timbre con sorpresitas como esta te alegran el día. Tengo muchas ganas de leer esta novela, también leí "La caricia de Tánatos" y me gustó mucho. Vi esta novela en el Corte Inglés pero caí rendida con sus libros de oferta, (una que es compradora compulsiva, jaja), así que la dejé pendiente para el próximo mes. En febrero a comprar dos libros de Vergara, qué ilusión. Disfruta de la lectura.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Anda! Yo he recibido hoy la misma sorpresa! Pero en mi caso ha sido doble, porque no lo esperaba... Y me estoy preocupando ya por si me falla la memoria, que no recuerdo ni haberlo ganado en un sorteo ni correo por parte del autor o editorial... Vamos, sorpresa total! Y me ha hecho una ilusión! Con las ganitas que le tenía...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?