martes, 13 de octubre de 2015

FELICIDADES, PILAR MUÑOZ.


Hoy, la entrada que correspondería publicar en este blog la voy a retrasar, porque ha sucedido algo que me ha llenado de alegría y quiero compartir con vosotros. Pilar Muñoz, escritora cordobesa, amiga de las buenas, un encanto de persona y enorme como escritora -no te ruborices, que me estoy quedando corta-, ha ganado el Concurso de Post Solidarios que la Fundación Mutua Madrileña ha organizado con motivo de sus III Premios al Voluntariado Universitario, con su relato ALGO MÁS QUE UN BUEN AMIGO.

Los 2000 euros del premio irán destinados al proyecto solidario que ella decida. Una causa fantástica y una alegría que me consta que está por encima de esa cifra.

Hace unas semanas, cuando compartía este relato en su blog, lo leí y me quedé prendada de él. Es un texto  que, en muy pocas palabras, emociona, hace pensar, te hace disfrutar de la lectura y me provocó unas lágrimas que no me dio la gana reprimir. Magia en forma de palabras, de esa que surge cuando detrás de la pantalla hay alguien con una sensibilidad especial para observar el mundo. Lo compartí en todas partes, segura de que, si alguien sentía curiosidad por él, no iba a sentirse decepcionado.

Pilar empezó escribiendo relatos, muchos de los que pasáis por este blog conocéis su antología Ellas también viven, relatos de mujer, y en ella ya nos podíamos dar cuenta del enorme potencial que tiene. Sé que muchas personas que no leen este género se engancharon a los suyos y disfrutaron. Sigue haciéndolo, de vez en cuando nos sorprende con un premio para uno de sus micros o cuelga en el blog un nuevo relato. Esta semana yo he leído -al fin-, uno de los que me habían recomendado hasta la saciedad amigos comunes, Deseos de ficción, en el que hace gala de un sentido del humor fantástico. Se me ocurrió compartirlo por whatsapp con mis amigas y el sábado mismo Pepe se coló en nuestra conversación mientras tomábamos una cerveza, haciéndonos reír. Porque ella sabe hacer reír y llorar, consigue que unas simples palabras escritas cobren vida y se cuelen dentro de nosotros, provocando emociones. ¿No es esa la magia de todo buen narrador?

Hoy tenía otra noticia que contarnos, al final ¿A qué llamas tú amor?, su última novela, está disponible en formato digital. Tenía pensado contarlo en el blog, pero estaba esperando a que el enlace en Amazon estuviera disponible, pero esto ha precipitado mis intenciones.

No quiero esperar.

Puedo escribir otra entrada mañana, o cuando esté por fin, presumiendo de escritora. Porque Pilar Muñoz es para presumir. Cuando empecé a publicar a través de Amazon había a mi alrededor cientos de escritores. Era imposible en ese momento distinguir entre unos y otros, porque había que leerlos e ir conociéndolos. Han pasado más de tres años y en este tiempo la paja se ha ido separando del grano. Algunos se han diluido en intentos, otros se han borrado del mapa, algunos me han borrado a mí, pero los que quedan... esos son para sentirse orgullosa y decirlo fuerte.

Felicidades, Pilar. Te lo mereces.

Y la foto, la que acompaña a este texto, una de las dos juntas. De hace poco más de un mes, donde se nota que disfrutamos de nuestra compañía.


4 comentarios:

  1. Pues nada..., seguiré llorando como una idiota, porque después de leer esto... contenerme es imposible.
    Gracias por ser mi amiga, además de otras muchas buenas cosas!!
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
  2. No te contengas, son lágrimas de alegría, de las buenas...

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que haya ganado, porque el relato es una preciosidad y un derroche de sentimientos. Una bonita entrada Mayte!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Felicidades, Pilar! ¡Que ilusión! Si es que con esa elegancia en la prosa y esa sensibilidad en la expresión (no solo cuando escribes, también cuando hablas o miras o tocas), ya tardabas en ir recogiendo los pequeños frutos de tu trabajo. Pero es que además es un premio solidario, y creo que eso lo multiplica por mil. Enhorabuena.
    Y gracias, Mayte, por darle visibilidad porque no me entero de nada últimamente.
    Besos a ambas.

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?