domingo, 11 de septiembre de 2016

LA FUERZA DE EROS DE MARÍA JOSÉ MORENO



Por fin mañana es 12 de septiembre y ya estará aquí la publicación de la última parte de la Trilogía del Mal. Cuando María José Moreno saca libro nuevo yo siempre dedico una entrada en el blog.

Tengo la inmensa suerte de que nuestros principios literarios se entremezclasen, ya que la primera presentación de Detrás del cristal que yo hice en Madrid la compartí con ella. Desde entonces hemos mantenido un vínculo que se ha ido haciendo más fuerte con el paso del tiempo. Por eso, y porque la novela lo merece, no puedo dejar pasar este estreno sin hablaros un poco de la novela que cierra este ciclo que ella dedica al Mal. Pero no voy a hacer una reseña, ya que el libro no estará disponible hasta mañana, os hablaré de las emociones que despertó en mí y las razones por las que creo que deberíais leerla.

Ha sido un año de espera desde que María José Moreno publicase con Versátil La Caricia de Tánatos, en realidad más para quienes habíamos leído este libro antes, cuando la misma autora lo subió a Amazon por su cuenta. Fue entonces cuando conocimos a la psicóloga Mercedes Lozano, que es quien lidia desde su posición de terapeuta con ese mal, y yo ya me enganché a la historia que prometía ir creciendo.

Y vaya si lo ha hecho.

Tras esta primera novela se publicó, antes del verano, El poder de la Sombra. Si en la primera nos había impresionado con un thriller que trata el tema de los malos tratos psicológicos, en la segunda eligió el maltrato en la infancia como eje para una trama en la que conocíamos a la asesina, pero no qué es lo que le había pasado para que su memoria estuviera tan dañada -o tan bloqueada- como para no recordar nada. Se adentró en la mente y fue descubriéndola ante nuestros ojos. Y no lo hizo desde el punto de vista de la policía, sino que eligió un enfoque mucho más original, el de los profesionales de la psiquiatría y de la psicología que estaban tratando de establecer una defensa para ella en un juicio.

Mercedes Lozano volvía a tener un papel en la trama, compartiendo su protagonismo con Rosa María, esa presunta asesina.

En La fuerza de Eros, María José vuelve a sorprendernos y lo hace con un tema muy actual, que tiene como telón de fondo el mundo de las redes en su vertiente más oscura. No habla de grandes conspiraciones, no hace falta. El Mal está ahí, detrás de la pantalla, muchas veces disfrazado de cordero, esperando que nos distraigamos para asestarnos un zarpazo. Ese Mal, que cualquiera que mantenga dentro de sí mismo cierta inocencia, no se percatará de que existe y que nos está manipulando para conseguir sus objetivos. Toma como motor el amor, esa pulsión tan primitiva que nos arrastra sin que podamos oponernos.

Mercedes vuelve a ser el hilo conductor y me atrevo a decir que es más protagonista en esta que en ninguna de las tres.

A mí no me dan miedo los asesinos en serie porque tengo unas probabilidades bajísimas de tropezar con uno de ellos en mi vida. La novela negra está llena de ellos y yo leo sin pestañear y sin emocionarme apenas, sin sentir la angustia que quizá el autor quiere transmitir porque me cuesta un poco creérmelos. No sé si donde vivo se habrá producido más de un asesinato en las últimas tres décadas –lo dudo mucho-. Sin embargo, el mal que describe María José Moreno en esa trilogía maravillosa es cotidiano, es algo que podemos encontrar en nuestro entorno más inmediato y ese sí lo he visto. En esta tercera novela, La fuerza de Eros, nos topamos con lo más angustioso que yo he leído hasta ahora, porque está tan cerca que asusta y mucho. Asusta y te llena el alma de inquietud, esa que me hizo salir corriendo a que me diera el aire cuando termine la novela para recuperar el aliento. Es verdad que yo tengo una hija que ahora mismo tiene doce años y usa las redes, como cualquiera de su edad, y una empatía altísima, pero creo que no será necesario para ningún lector verla bajo esas circunstancias. Es una novela potente, bien escrita, redonda y brillante, documentada y que se sostiene en los pilares que como psiquiatra que es María José sabe manejar como nadie. Para mí es el mejor remate de una trilogía que, además de ficción, creo que es todo un ensayo sobre nuestros tiempos. Sobre lo más oscuro de la cotidianeidad.

Verdad convertida en ficción.

Ficción que se parece muchísimo a la realidad.

Mañana por fin la novela llega hasta las librerías y espero que lo haga para quedarse mucho tiempo y para conquistar a los lectores que todavía no conozcan a María José Moreno.


8 comentarios:

  1. Estoy impaciente por leerla y sé que me mantendrá atrapada desde la primera página. Felicidades por esta entrada tan emotiva y a la autora, lo mismo que tú, le deseo siempre lo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Esta novela es muy potente, Mercedes. Muy, muy buena.

    ResponderEliminar
  3. Tú has formado parte de esta trilogía, tu buen hacer forma parte de estas novelas que ni en sueño pensaba escribir y menos aún lograr ese reto que me propuse de que fuese una trilogía al alza. Yo creo que lo he conseguido, los lectores tienen ahora la última palabra. Gracias por todo ;-) y también por esta prematura entrada que abre boca para lo que va a venir. Besos

    ResponderEliminar
  4. Yo apenas he hecho nada. Quedarme sin aliento, con la boca abierta y el corazón latiendo a mil, por lo que contabas y por lo que sugería en mí. No hace mucho leí que un buen autor escribe dos novelas en un solo texto: una es la que nos narra y otra la que se pone en marcha en la mente del lector. A mí me la activaste como hacía tiempo que no me pasaba.

    Gracias por dejarme formar parte de esto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Menuda entrada has escrito!!!
    Si ya estaba impaciente por leerla, ahora me dejas...
    Seguro que no me defraudará 😊

    ResponderEliminar
  6. Estoy segura, Almudena. Mi miedo siempre en sagas o trilogías es ese y reconozco que me ha pasado, incluso con algunas que todo el mundo pone por las nubes. En esta tenía si cabe más, por el vínculo que me une a María José Moreno, pero se me pasó nada más empezar a leer.

    ResponderEliminar
  7. La primera me impresionó y la segunda me maravilló. Esta tercera aún no tiene adjetivo, pero de momento estoy con los pelos de punta.
    Increíble lo que María José Moreno consigue con nuestras emociones.
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
  8. Es la mejor. Ya lo verás. Es una trilogía impresionante y te aseguro que si fuera de Planeta ya estarían preparando la serie.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?