jueves, 6 de octubre de 2016

ENTRE PUNTOS SUSPENSIVOS

Después de muchos meses pendiente de la última novela publicada, toca prestar atención a la siguiente, la que podréis leer cuando llegue febrero de 2017. Queda trabajo por hacer con ella, un trabajo en el que andamos sumidos ahora: crear una portada atractiva y que refleje de alguna manera la historia y revisar el texto hasta que no quede una coma fuera de lugar. Ese, al final, es casi el trabajo más importante, al que hay que poner los cinco sentidos.

El lector se merece todo el respeto del mundo.

Entre puntos suspensivos es una historia de amor. Para mí tiene algo especial, y es que no existe un antagonista como personaje en la novela. Estamos acostumbrados a que siempre haya alguien que se opone al protagonista para que consiga superar los obstáculos que se le presentan. Sin embargo, en esta novela el obstáculo está dentro de la misma protagonista. Es Paula la que se lo irá poniendo difícil a sí misma, y de rebote a Javier, el protagonista masculino de la historia.

Esta nueva novela que os presento tiene un poco de todo. Hay escenas de humor, momentos de amor y un catálogo de emociones que dificultan que ese amor encuentre el camino para dejar de moverse entre unos puntos suspensivos, que es lo que ha caracterizado la historia que desde hace años viven Javier y Paula.

Sigo guardándome un tiempo la sinopsis, pero sí os diré de dónde surgió la idea. En Su chico de alquiler, la primera novela que escribí, hay una frase que sirvió de detonante para empezar a escribir esta historia:

«Cuando una historia se termina hay que ponerle fin. O punto. Pero uno solo. Si se deja en puntos suspensivos no se puede empezar nada nuevo».

A partir de ella, de darle vueltas en mi cabeza, cuando empezó este 2016 sentí la necesidad de contar cómo continuaba la historia que planteé en esa novela de iniciación, lo que les pasaba a dos personajes a los que tengo mucho cariño, puesto que son los que me sirvieron de estreno en esto de la escritura.

He querido mantener el tiempo verbal de la otra novela, la forma de narrar, como un modo de unificar las dos historias, pero los personajes han sufrido un cambio. No es brusco, es una evolución lógica, puesto que por ellos ha pasado una década, les han pasado un montón de cosas que han ido dejando su huella en ellos y que los han ido conduciendo a donde están.

Hay una pequeña llamada de atención hacia la actitud que a veces tenemos ante lo que nos presenta la vida. Nada es eterno, nada se mantiene igual. Si dejamos pasar las oportunidades, lo más probable es que las perdamos para siempre. Aunque... la ficción siempre es ficción y no se rige del todo por las reglas del mundo real.

Os iré contando más cosas. Queda tiempo...

15 comentarios:

  1. ¡Hola! Cuando una autora habla así sobre su novela (o las que sean, vaya), siempre dan ganas de que llegue la ocasión idónea para leerla. Me alegra que esa cita del otro libro te animara a comenzar esta, porque estoy segura de que será increíble poder ser partícipe de la historia de ambos.

    Saludos <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las semillas de una novela están delante de nuestros ojos desde hace tiempo.

      Besitos

      Eliminar
  2. Bien, hasta febrero no queda mucho :) Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes de que nos demos cuenta ya estará aquí.

      Besos!!

      Eliminar
  3. Toca esperar.. Entre tanto, entre todos conseguiremos que, cuando salga, sea superconocida.
    Y ya puedes ir pensando en presentarla en Madrid, si la editorial no hace nada, nos movemos nosotras.

    ResponderEliminar
  4. Es un gusto que te propongan esto, Almudena. Con la anterior han sido más problemas míos que de la editorial. Me siento maravillosamente tratada por ellos. Prometo que esta vez haré todo lo posible por estar en Madrid.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Que ganas de tenetla ya!! Bueno tendrè paciencia

    ResponderEliminar
  6. Habrá que echar paciencia y volver a releer para ver donde quedaron esos puntos suspensivos.
    Mucha suerte hasta febrero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hace falta, Mari. Hay suficientes datos como para no tener que releer, aunque si quieres... yo no me opondré.

      Un besote!

      Eliminar
  7. Cuando menos lo esperemos febrero está ya aquí! Así que sigue tratando con mimo a esta nueva criaturita! Que todo va a salir muy bien!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los buenos deseos, Margari. Y por estar siempre.

      Besos!!

      Eliminar
  8. Nuevo proyecto, y suficiente tiempo para pulirlo y dejarlo perfecto. Deseando saber más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Maytechu, que tú sabes mucho de esta etapa, ¿verdad? Os voy a contar una historia sencilla que, guárdame el secreto aquí que nadie nos escucha, pisa un poquito tu tierra.

      Besos

      Eliminar
    2. Ay, Maytechu, que tú sabes mucho de esta etapa, ¿verdad? Os voy a contar una historia sencilla que, guárdame el secreto aquí que nadie nos escucha, pisa un poquito tu tierra.

      Besos

      Eliminar

¿Me dejas tu reflejo?