martes, 16 de octubre de 2012

LORENZO SILVA, PREMIO PLANETA 2012.


Esta mañana me he despertado con la noticia de que el escritor Lorenzo Silva ha sido el ganador de la 61 edición del premio Planeta por su novela La marca del meridiano. Finalista del mismo premio ha sido la periodista Mara Torres, con la novela La vida imaginaria.

Lorenzo Silva tiene una impresionante trayectoria literaria, no sólo por los premios que ha ido acumulando (recibió el Premio Nadal del año 2000 por su obra El alquimista impaciente y fue finalista de ese mismo premio en 1997 con La flaqueza del bolchevique, una novela que posteriormente fue llevada al cine), sino porque a día de hoy es ya una autoridad en lo que a novela negra se refiere. Su aguda crítica se deja ver en los artículos de prensa en los que colabora y en las entradas de su blog personal.

En condiciones normales hoy sería un día de fiesta para mí. Admiro a Lorenzo por cómo escribe, sigo su blog desde hace tiempo y en la Feria del Libro de Madrid viví un momento muy especial cuando mi hijo Alex, que es seguidor de Lorenzo a pesar de su corta edad, se acercó a la caseta para que le firmase su ejemplar de Niños Feroces, una novela que le encantó, que reseñó en su blog y que conserva en su memoria como una de las mejores que ha leído. Ver la cara de felicidad que tenía mi hijo y las palabras cariñosas que le escribió en la dedicatoria Lorenzo, así como leer el post que el autor hizo en su blog días después a las sensaciones que le produjo encontrarse con que, a pesar de los tiempos que vivimos, todavía hay esperanza, que quedan niños como él que serán un día adultos, preocupados por aprender, por formar su criterio y por crecer como personas en medio de estos tiempos convulsos, fue mágico.

El día 27 de este mes, dentro de las actividades de Getafe Negro, el festival de novela policiaca de Madrid, hay programada una mesa redonda a las ocho de la tarde, a la que han llamado Las leyes de la frontera, donde el autor conversará con el escritor Javier Cercas  (autor de Soldados de Salamina). Teníamos pensado ir, regalarle a Alex un recuerdo de esos que conservas siempre en la memoria. Queríamos escuchar la conferencia y pasar una tarde especial pero ya no sé si podremos.

Ayer me robaron las cuatro ruedas del coche.

Supongo que no soy la primera ni la última persona del mundo a quien le pasa esto, pero eso no me consuela. Sé que hay miles de cosas que te pueden pasar que son infinitamente peor que esto. Sé que es algo que se arregla con dinero. Sé que hay seguros. Sé que se me olvidará, que dentro de un tiempo sólo será un recuerdo difuso, una anécdota que contar.

Lo sé.

Pero a la vez, sé que me siento mal. Que cuando baje a mi garaje, que es donde me robaron, lo haré con miedo. Sé que durante un tiempo no dormiré tranquila por si se repite. Sé que es injusto, que me ha costado muchísimo comprar mi coche para que ahora llegue alguien y por la cara se apropie de parte de él.
Me da rabia que alguien, por avaricia, por quien sabe qué negocio oscuro hará con mis ruedas (me estoy imaginando que las venderá a través de internet), hoy no me sienta todo lo bien que me debería sentir y que, probablemente, tenga que privarle de ese recuerdo a mi hijo.

Indignada.

Dolida.

Cabreada.

Rabiosa.

Triste.

Así me siento, a pesar de que los adjetivos de hoy, deberían ser otros. Haré el esfuerzo mental de cambiarlos.

Si puedo.

19 comentarios:

  1. No me he estrenado aún con el autor y mira que lo tengo pendiente de hace tiempo. Y sobre lo otro, te entiendo. No es por las 4ruedas, es por el miedo, la inseguridad que te deja, el pensar que el peligro no está tan lejos como creemos...
    Besotes!!! Y ánimo!!!

    ResponderEliminar
  2. Sabes lo que me he alegrado por el premio de Lorenzo, un autor al que admiro como escritor y como persona. Fue un placer disfrutar junto a vosotros de ese mágico momento con Aléx en la Feria, y espero que haya muchos más como ese en el futuro.

    En cuanto al otro tema me quedé alucinado ayer al enterarme, no entiendo nada. Es muy fuerte, y encima en tu propio vecindario. Sorprende además porque vosotros vivís en un pueblo pequeño y tranquilo alejado de las grandes ciudades. Ojalá todo se solucione y podáis olvidar este maldito día.

    Espero que de todos modos os acerquéis a Getafe Negro la semana que viene para asistir a alguna actividad, aunque comprendo perfectamente tu postura, ya que eso es ahora secundario dadas las circunstancias. De todos modos, sabes que cuentas con todo nuestro apoyo.

    Un beso y muchos ánimos.

    ResponderEliminar
  3. Todavía no me he estrenado con este autor aunque espero no tardar mucho, tengo ganas de probar gracias a vuestras recomendaciones. Y respecto al coche pues poco más que añadir que lo que ya hemos hablado
    un beso!

    ResponderEliminar
  4. Comprendo perfectamente todo tu rabia y tu frustración por el robo y creo que aunque no sirva para nada es desahogo sienta muy bien y gritar cuatro palabritas en la intimidad de tu casa también.

    Hablando de libros. Me gusta mucho Lorenzo Silva y me caen muy bien Bevilacqua y Chamorro asi que seguro que leeré este, aunque antes quiero leer Niños feroces que le tengo muchísimas ganas.
    No conozco a la finalista pero será cuestión de probar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Creo que he escrito mi comentario demasiado rápido y que le he dado a publicar antes de repasarlo.
    Donde digo "todo" quiero decir "toda" y se ha escapado un "es" en vez de un "el".
    ¡qué desastre!

    ResponderEliminar
  6. ¡Margari! Tienes que dedicarle un tiempo. Siempre les digo a mis chicos, atentos a Lorenzo que saldrá en los libros de texto... y me parece que no me voy a equivocar.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Armando, ese día en la Feria va a ser difícil que lo olvidemos ninguno.

    Creo que tendré que respirar hondo y decirme a mí misma que no pasa nada. La vida sigue pero el miedo, hasta que no pasen unos días, no se irá. No sabes lo que es para mí tratar de bajar al garaje, no quiero ir sola, no por lo que pueda encontrar sino por lo que no encuentre.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. Tatty, Lorenzo escribe de maravilla, así que no hay excusa.

    Prometo tranquilizarme y no dejar que esto me pueda.

    Besos y gracias por la charla, amiga.

    ResponderEliminar
  9. Jara, grité como una idiota cuando me encontré mi coche montado sobre dos extintores (los muy... lo dejaron encima, con el consiguiente peligro de que pasase algo más). Ahora me queda miedo a que se repita cuando vuelva a tener ruedas. Aún no tiene :(

    Yo creo que a partir de ahora va a ser más fácil encontrarse con los libros de Lorenzo, así que no tendremos excusa. Yo a los que no conozco es a los inspectores. ¡Ya me vale!

    Besos y bienvenida

    ResponderEliminar
  10. No conozco al autor, pero puede que me anime con alguna de sus obras.
    Y que mala onda con lo de las ruedas. Entiendo tu frustración. Nos han pasado cosas parecidas o peores de este lado del mundo...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Habláis maravillas de este autor, así que ha llegado el momento de iniciarme con él. Cuando ponga al día mis lecturas probaré con esta novela ganadora del Planeta.
    En cuanto a lo del robo estoy contigo, es indignante y cada día estoy más convencido de que este país ha perdido todos los valores que hacen grande a una persona.
    Ánimo y besos

    ResponderEliminar
  12. Mayte, es la primera vez que sé que voy a comprar el libro del Premio Planeta. Todas las aventuras de esta peculiar pareja de guardias civiles es una bocanada de aire bien escrito, estructurado y sabroso que hace que me reconcilie con la literatura española. La que crea, divierte, enseña y está bien escrita.

    Sobre lo del robo en tu garaje, decirte que comparto tu "mala leche" y saber que debes buscar consuelo en "cosas peores", que no quitan, de entrada, el cabreo y el miedo que ahora tendrás.

    Deseo que lo superes pronto y que los seguros te cumplan, que seguro que tú sí cumpliste siempre con ellos.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Kyra, seguro que te gusta. Muchas veces no he estado de acuerdo con el premio Planeta, pero este año sí.

    Sí que es mala onda, como dices tú, y me imagino que no es nada comparado con algunas cosas que pasan en tu tierra. Ese es el único consuelo que encuentro.

    Besos, amiga mía.

    ResponderEliminar
  14. Pakiko, no sé qué ha pasado, vivo en un sitio tranquilo y la misma noche que me robaron a mí, se llevaron de otro garaje unas bicis muy caras. Ya no estás seguro ni aquí...

    Lee a Lorenzo. Empieza por el que quieras, pero léelo.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Isabel, ¿verdad que es un premio Planeta especial? A mis alumnos les digo que Lorenzo saldrá en los libros de texto no tardando y me parece que no me equivocaré.

    Es verdad que mal de muchos consuelo de tontos. Lo llevo regular, pensando que pasan cosas mucho peores a ratos, y otros me enfado porque no es justo. Y otros me angustio con el recuerdo del instante en el que lo descubrí...

    Es una mezcla de sensaciones que intento entender y que espero que se pasen pronto.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. No me he estrenado con este autor, pero me alegro por ser el ganador de este premio. Sé lo importante que fue el día que Álex pudo conocer a Silva y leí la entrada de su blog y me parece un detalle precioso.
    Sobre lo del coche, ya hablamos, es díficil olvidarlo y no tener miedo y sensación de impotencia, pero a seguir guapa, lo importante es que a tí no te ha pasado nada. Y espero que podáis asistir a este acto, Álex será el niño más feliz del mundo y te lo agradecerá siempre.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  17. Cuando de repente invaden un lugar que creías seguro se tambalea nuestro mundo. Ánimo, gente mala hay en todas partes. Quédate con tu reflexión de qu epronto esto se quedará en un mal recuerdo y no prives a tu hijo de su bonita experiencia. Pide un coche prestado o intenta la aventura del transporte público (Aunque esto último no te lo recomiendo :S)

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Marga, tú y yo estuvimos de espectadoras mientras Alex cumplía un sueño y repetirlo de alguna manera será mágico. No quiero permitir que todo esto que me ha pasado se lo estropee, así que haré lo posible por llevarle. Después... ya veré cómo me las arreglo.

    Besos

    ResponderEliminar
  19. Dácil, haré hasta lo imposible. Por quien realmente hay que esforzarse en esta vida es por las personas que queremos y que nos quieren. Son lo más importante que tenemos. Aunque a veces nos distraigan situaciones más superfluas.

    Besos

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?