jueves, 5 de febrero de 2015

UN MEDALLÓN Y DOS NOVELAS

Tengo una historia que se ha dividido en dos novelas. Es la historia de un medallón mágico. Esto, que yo creía que lo había contado ya un montón de veces, y que estaba claro, resulta que hoy he descubierto que no, que no lo he explicado mucho. O al menos que tengo que explicarlo un poco más.


 


Me han dejado un comentario para Brianda en Amazon.








Lo copio porque no se lee nada, y si lo pongo más grande se sale por los lados:

Sí, me ha sorprendido esta novela porque no esperaba que su lectura me llevara a las calles de Toledo ni a las de un Madrid de otra época. Me he enterado de cosas que ni me imaginaba, he disfrutado de las antiguas posadas, he visto los caminos y he conocido a personajes interesantes.
Pocos fallos, alguna que otra pequeña errata o acentos que no dificultan el disfrute de la historia.
Lo malo es que cuando llegué al final me hubiera gustado seguir leyendo qué pasa con los dos personajes del inicio, los que encuentran el libro de Brianda. No me queda otra que estar al acecho para enterarme.
Me ha gustado bastante.


Lo primero, muchas gracias a Marina, a quien no conozco. Por leerla y por tomarse la molestia de poner un comentario. Lo segundo, pedir disculpas por lo de los acentos porque lleva razón. Seguro que se me ha escapado alguno. Soy el ser más patoso del planeta y desconfiguré el corrector de Word. Pero de una manera desconcertante: a tramos. Y sin que haya habido informático capaz de arreglar el desaguisado. Con el copia pega me llevaba el error, el que fuera, al nuevo archivo. Lo he tenido que hacer todo a ojo y veo... pues lo que veo. Bastante mal. Sé que se me han pasado, y sé que he tenido que corregir cosas que no consigo entender cómo fui capaz de escribirlas así porque era...

dífícíl

Sí, como lo veis, puse eso en una palabra. Se ve que tenía el día generoso en tildes y a todas las letras le planté una, para que no fueran teniendo envidia las unas de las otras. Pero tengo unos lectores muy amables que se toman la molestia de apuntarlas y decirme dónde están para que las extermine, y en ello me concentro. Sé que algún día lograré que esté perfecta, igual que sé que eso es difícil (con una sola tilde).

Pero a lo que iba, que quizá no he explicado mucho que son dos novelas que se complementan. Igual que cuando lees Brianda te falta algo, al leer El medallón de la magia, alguna duda se te queda. Marina, no estés mucho al acecho, simplemente busca en Amazon y ahí está El medallón de la magia. Si tienes el programa KU, gratis. Si no, 0,99€, pero es más, si me escribes a mí, te la regalo.

¡Que yo no quiero que te quedes con la historia a medias!

Estas novelas tienen una particularidad. Sientes que necesitas de la otra cuando acabas, pero da lo mismo el orden en el que las leas. Es una cosa muy curiosa, porque escribí primero la historia del presente (el medallón) y después la que sucede en el pasado (Brianda). Si primero lees Brianda, las lees en orden cronológico. Si las lees tal y como la escribí, creo que también se entienden bien. Te dejo elegir a ti como lector.





Sé que muchas de las personas que me conocen como escritora lo han hecho a través de una novela romántica, pero es que yo, al principio, lo que escribía era novela juvenil. Y luego me hice un lío y me salió una novela intimista. Es más, tuve otro rato tonto y en una de esas vueltas mentales escribí hasta una distopía (que no ha sobrevivido, gracias a un arrebato de sentido común que me dio una tarde). Ahora tengo varias novelas esperando a ser publicadas y cada una de ellas, de un género. ¿Cuál será la siguiente? No sé.

Estoy en modo pensando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Me dejas tu reflejo?