martes, 19 de marzo de 2013

¿POR QUÉ HACES ESTO?

Me lo he preguntado mil veces, ¿por qué te metiste en este lío? Me he respondido que me aburría, que un día abrí el explorador de internet, di vueltas erráticas y tropecé con una página donde podía crear un blog y lo hice para ver qué era.

No entendía nada.

Tan poco, que hubo un tiempo en el que no supe volver a ella, en el que pasaron meses sin visitar mi propio espacio porque como le puse este nombre tan peculiar, cada vez que lo buscaba, Google me llevaba a IKEA...

Un día me llegó un mensaje de alguien desde el otro lado del océano y recuperé mi enlace. Vi que el blog tenía actividad al margen de mí misma, seguidores insospechados que sí encontraron el modo de ver lo que había puesto. Iban creciendo y, cada domingo, el único día que me conectaba, encontraba respuesta en los comentarios a mis reflexiones en voz alta. Me animó a seguir.

Fue extraño, divertido. Una manera nueva de interactuar que era desconocida para mí hasta entonces.

Me atreví a hablar de mis libros, comenté los de otros y poco a poco este proyecto repentino empezó a tomar cuerpo.

No pensaba en darle continuidad hasta que me convencieron de que la amistad era posible a través de la pantalla, que lo que era una simple ventana en la que insertar contenidos también era un espacio de intercambio de emociones.

Creo que seguí más por eso que por nada, porque cuando abría el espejo encontraba el reflejo de personas reales que me regalaban cinco minutos de su tiempo para decirme, aunque las palabras escritas fueran otras, hola, estoy aquí.

Los tiempos cambian, las cosas mutan y los reflejos de este espejo no son los mismos. Han llegado otros y los primeros se han marchado.

Y a mí me da mucho coraje echarlos tanto de menos.

Será que los cambios me cuestan demasiado, que me da miedo no estar a la altura, que me exijo demasiado. Hoy tenía que escribir una reseña pero no tengo ganas.

Ya lo haré...

20 comentarios:

  1. Creo que no pocos empezamos de igual manera que tú, Mayte, en mi caso fue el sencillo modo de escribir poesías de una manera amena y con imágenes. Es cierto que, tras subir unas pocas, también me olvidé durante mucho tiempo del blog y que no lo retomé hasta no haber publicado mi primer libro de poemas. Eso fue el revulsivo para volverlo a retomar aún con más ganas y fuerzas. Para mí los comentarios son lo de menos, tengo pocos, de amigos mayormente, a los cuales aprecio,quiero y agradezco su tiempo gastado en leerlos y comentarlos. Sin embargo lo que me da vida es las visitas que recibe y que ello hace que me de cuenta de que lo que escribo gusta y entretiene.
    Un abrazo fuerte, Mayte, y no, ni se te ocurra dejarlo.

    ResponderEliminar
  2. No pienso dejarlo, me preguntaba por qué hecho tanto de menos el principio.

    ResponderEliminar
  3. Me ha hecho mucha gracia eso que dices que cada vez que buscabas tu blog, google te llevaba a IKEA.
    Fijate que he ido a hacerme tu seguidora y resulta que ya lo soy desde hace ya tiempo. Te leo siempre a través del google reader. Si que es verdad que comento poco o casi nada, sobre todo ultimamente, pero leer, te leo siempre que publicas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. ¡No sabes cómo te entiendo! A mí personalmente me cuesta mucho mantenerlo al día, pero es que me falta tiempo, con tantas cosas, escribir, face, twitter... Los días tendrían que tener 48 horas, y aún así no sé yo si conseguiría llegar a todo. Pero te animo a que sigas, lo haces muy bien y es un blog precioso.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. Te entiendo. yo empecé como tú y me sorprendí conociendo a gente maravillosa. Algunos parece que se los ha tragado la tierra y se les echa mucho de menos y otros nuevos aparecen de repente. Es algo increíble, dinámico, que crece día a día...

    ResponderEliminar
  6. Esto tiene que ser un placer, no una obligación, así que sin agobios aunque no puedas dedicarle tanto tiempo. Nos pasa a todos un poco lo mismo, por lo que te entendemos bien. Lo importante es que seguimos por aquí y compartimos mucho, aunque sólo sea una vez por semana. Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Si yo me hubiera imaginado, al otro lado del espejo, alguna de las personas con las que ahora intercambio pareceres y sentimientos, habría iniciado mi andadura bloguera hace miles, miles de años. Un besito, Mayte.

    ResponderEliminar
  8. El blog me ha dado muchas satisfacciones y con seguridad la mayor es la cantidad de maravillosas personas que he tenido la oportunidad de conocer, no podría estar más contenta por eso. El tener a veces problemas para mantenerlo es natural, el tiempo no da, pero lo importante es estar, aunque sea poco, creo, pero estar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Se llega a echar de menos a la gente también por aquí. Si me lo dicen hace unos años, cuando no participaba en nada de esto, no lo hubiera creído. Pero sí, se echa de menos. Y sobre todo a la gente primera, que fueron las que le dieron impulso al blog, las que le hicieron crecer, las que siempre animaban a tirar "p'alante". Yo me pregunto muchas veces por muchas de ellas, pero es lo que tiene esto, que se desaparece y no se sabe ya nada...
    Y precisamente también hoy tenía que escribir una reseña, pero tampoco tenía ganas. "Mañana será otro día..."
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola!!!
    Yo soy de las que aparece y desaparece con una facilidad pasmosa... jejejejeje pero es cierto que para mi el blog es una forma de desahogo para mi! me acuerdo al principio, solo comentaban amig@s mios, me dio una tremenda vergüenza el primer comentario de alguien que no conocía! pero a la vez me gustó saber que a parte de mis conocidos, tambien hay gente que le gusta lo que escribo, y como diria el Rey... me llena de orgullo y satisfacción!
    Besotessssssss y aunque ultimamente estoy desaparecida... no dejo nunca de pasarme por aqui!!

    ResponderEliminar
  11. En cierto modo los blogueros me dais un poquito de envidia. Un blog es mi asignatura pendiente, pero hasta que el día no tenga un par de horas más, imposible. Así que tú sigue y publica cuando llegue la inspiración.

    ResponderEliminar
  12. Margari, de eso hablaba, de la gente que con su interés te empujó a seguir y que no están. En mi caso, lamentablemente, hay alguien que no puede estar y eso lo hace muy difícil. El otro día tuve contacto con su familia y la verdad es que eso ayuda. La nostalgia se reavivó viendo comentarios antiguos.

    Tontorrona que te pones a veces.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Koncha, una de las cosas más bonitas de esto ha sido precisamente el poner caras y cuerpo a las personas con las que hablas, como es nuestro caso.

    En ocasiones como esas, echo de menos vivir en Madrid, para seguir en contacto real. El resto del tiempo, no mucho.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Aglaia, es cierto que a veces el tiempo es el peor de nuestros enemigos. Pero seguiré buscándolo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Mel, las redes nos dan la oportunidad de conocer a personas increíbles, como tú. Ya solo por eso, merece la pena hablar aunque sea del tiempo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Dácil, una de las cosas más emocionantes que recuerdo de esto es que esperé a Iván contigo. Aunque no lo supieras hasta después, por esa tendencia de tu blog de no dejarme comentar.

    Te lo he dicho y lo repito, tenerle en brazos fue mágico cuando pasó. Y quiero volver a repetirlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Nerim, yo sé que hay gente que lee y no comenta, eso es normal porque a mí me pasa constantemente con el resto de blogs. Es siempre una alegría tener unas palabras, aunque sea un hola, estoy aquí.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Nat, se te echa de menos, tus reflexiones no son solo tuyas, a veces me pones a pensar cuando las leo.

    Es verdad, a veces esto es un desahogo.

    No te vayas mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  19. Alejandra, piénsatelo porque esto es como una droga, engancha. Y tú tienes que escribir y ser mamá también.

    ¡Yo estoy esperando el siguiente!

    ResponderEliminar
  20. Pues las entradas cambian, nosotros cambiamos, pero es estupendo pasarse por aquí aunque sólo sea a saludarte un poquito. Este es tu espacio, para decir lo que quieras como quieras. Pero también para hablar con quienes te echaríamos de menos si no estuvieses por aquí.
    Nos leemos, Mayte. Besos!!

    ResponderEliminar

¿Me dejas tu reflejo?